Raptan a un compatriota marroquí y piden 15.000 euros de rescate

Actualizado 29/02/2012 11:41:38 CET

Raptan a un compatriota marroquí y piden 15.000 euros de rescate

Heridas durante el cautiverio

Actualizado 29/02/2012 11:41:38 CET

Raptado en su domicilio de Algezares (Murcia) por dos hombres que llamaron a su puerta armados con pistolas

   MURCIA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han liberado en 48 horas a un ciudadano marroquí que había sido secuestrado por dos compatriotas suyos. Fue raptado en su domicilio de Algezares (Murcia) por dos hombres que llamaron a su puerta armados con pistolas, y los autores fueron arrestados dos días después tras una persecución en vehículo cuando se dirigían al lugar acordado para "canjear" al retenido por 15.000 euros.

   La víctima presentaba múltiples heridas por todo el cuerpo cuando fue rescatado, según informaron fuentes del Ministerio del Interior en un comunicado.

   La investigación se inició el pasado viernes cuando familiares de la víctima denunciaron los hechos ante la Policía. Un hermano del secuestrado informó a los agentes que cuando se encontraban en su domicilio, dos personas armadas con pistolas llamaron a la puerta mientras gritaban: "os vamos a matar".  

   Ante esta amenaza, la persona que finalmente fue secuestrada intentó huir por una puerta trasera sin éxito. Después de realizar un disparo intimidatorio al aire, los agresores le dieron alcance y le obligaron a subir a un vehículo a la fuerza.

UN RESCATE DE 15.000 EUROS

   Unas horas después, los familiares del rehén recibieron una llamada de los secuestradores en la que les pedían un rescate de 15.000 euros. También permitieron a la víctima mantener una breve conversación telefónica en la que les manifestó que inicialmente estaba retenido en una casa de campo, según las mismas fuentes.

   Con la información disponible, los investigadores establecieron un dispositivo policial de búsqueda. Los primeros indicios apuntaban a que el lugar elegido para ocultar al secuestrado se hallaba en Almería, y este extremo fue posteriormente confirmado por los autores de la detención ilegal en los contactos telefónicos mantenidos con los familiares.

   Finalmente, los agentes averiguaron que los secuestradores pretendían efectuar el intercambio de la víctima por el dinero en la ciudad de Murcia. En ese momento, la Policía Nacional estableció un amplio dispositivo que contó con la participación del Grupo Especial de Operaciones (GEO), desplazado hasta Almería.

   Los raptores fueron localizados en la autovía que une las dos ciudades, a la altura de la localidad de Puerto Lumbreras. Para impedir su detención embistieron con su vehículo los dos coches policiales que les cortaban el paso y emprendieron la fuga hasta el centro de Murcia.

   Tras una persecución, fueron finalmente detenidos y se consiguió la liberación del secuestrado. La víctima presentaba numerosas lesiones causadas durante su cautiverio. Además, cuatro agentes resultaron heridos en el operativo policial.

   En la investigación han participado el Grupo de Secuestros y Extorsiones de la Brigada Provincial de Policía Judicial y agentes de Policía Científica, ambas adscritas a la Jefatura Superior de Policía de Murcia. Ha colaborado el Grupo Especial de Operaciones (GEO).