La rotura de una pieza que sujeta el vagón al eje provocó el accidente de la atracción ferial de Avila

Actualizado 24/07/2006 13:38:20 CET

ÁVILA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La rotura de una pieza de acero de ocho centímetros, que sujeta cada vagón al eje, fue la causa del accidente que se produjo en una atracción ferial en Ávila, cuando uno de los coches del Twister Tornado se desprendió y salió despedido una distancia de 25 metros, como consecuencia de lo que tres personas resultaron heridas.

Los heridos evolucionan favorablemente, según informaron a Europa Press fuentes de la Policía Local. Uno de ellos ya ha sido dado de alta y los otros permanecen en observación. Se trata de J.M.R.L., natural de Alemania y con domicilio en Leganés; L.A.A., de nacionalidad colombiana y residente en Ávila capital; y E.B.L., también de origen colombiano y con domicilio en Ávila.

Según el Ayuntamiento de Ávila, "toda la documentación está en regla", tanto el seguro de Responsabilidad Civil, como el certificado de revisión anual expedido por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Valencia, como el proyecto de instalación.

"Fue un accidente fortuito que se debió a la rotura de la pieza de ocho centímetros de grosor que sujeta el coche al eje", indicaron fuentes municipales.

Hasta que culmine la investigación, la atracción permanecerá precintada.

El accidente se produjo en torno a las once de la noche. El vagón número 11 del Twister Tornado se desprendió de uno de los brazos, giró sobre sí mismo y salió disparado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies