Saipem abre una investigación para esclarecer las causas del accidente en las obras del gasoducto Almería-Argelia

Actualizado 18/09/2008 16:26:12 CET

Medgaz rechaza reanudar la instalación del tendido marino hasta conocer "el origen y las consecuencias" del siniestro

ALMERÍA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La empresa italiana Saipem, propietaria de la plataforma 'Saipem 7000', encargada de ensamblar y colocar las tuberías del tendido submarino del gasoducto entre España y Argelia, ha iniciado una investigación para esclarecer las causas del accidente que ayer costó la vida de tres trabajadores y la desaparición de un cuarto cuando, según los primeros datos, un fallo mecánico en una grúa provocó la caída de uno de los tubos que estaban manejando para introducirlo en el agua.

Fuentes de Medgaz, que promueve la construcción del gasoducto, señalaron a Europa Press que la compañía italiana abrió una investigación en la misma tarde de ayer por iniciativa propia, si bien el consorcio Medgaz también demandó a Saipem que esclareciera las circunstancias en las que se produjo el siniestro, en el que también resultaron heridos otros cuatro trabajadores --tres graves y uno leve-- y tras el que permanece desaparecido un octavo.

Las mismas fuentes precisaron que las obras de instalación del tendido submarino, que arrancó a finales del pasado mes de junio, no se reanudará hasta que se conozcan "con exactitud" las causas y consecuencias del accidente, ya que la empresa está centrada "al cien por cien" con las víctimas y, por el momento, no se plantea el retraso que el incidente puede suponer para los trabajos.

No obstante Medgaz señaló que no se han interrumpido las obras de los tramos terrestres en Almería y Argelia del gasoducto, que unirá los yacimientos argelinos de gas natural con el mercado europeo y que es también el primero que se construye en el Mediterráneo a más de 2.000 metros de profundidad.

Desde el consorcio de empresas que construye la infraestructura se incidió en que Saipem es "líder mundial" en la ejecución de este tipo de trabajos y aseguró que la compañía italiana extrema los controles y las medidas en prevención de riesgos laborales, por lo que apeló de nuevo a la investigación para conocer con exactitud los hechos ocurridos ayer en el 'Saipem 7000'.

Saipem, que empezó a trabajar en los años 50, ha emitido un comunicado a través de su página web en el que informa de la apertura de una investigación para averiguar el origen del accidente laboral en su plataforma, ubicada en aguas internacionales de competencia Search and Rescue (SAR) argelina, a 60 millas náuticas de la costa almeriense.

El accidente se produjo pasado el mediodía de ayer cuando la tubería se desplomó sobre los trabajadores que alzaban uno de los tubos y causó la muerte en el acto de tres varones --uno italiano y dos malayos--, hirió de gravedad a otros tres --de origen malayo, francés y británico-- y causó leves lesiones a otro varón malayo. Poco después del siniestro, la plataforma alertó de la desaparición de un octavo trabajador, de origen asiático, al que Salvamento Marítimo de Almería buscó sin éxito durante la mañana y la tarde de ayer en un radio de hasta 120 millas náuticas alrededor de la estructura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies