Siete detenidos en Navarra por robo y compra ilegal de cobre de tendidos eléctricos y telefónicos

Actualizado 24/10/2007 16:57:15 CET

Se han recuperado 5.000 kilos de materiales metálicos

PAMPLONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Foral han recuperado en los últimos días más de 5.000 kilos de materiales metálicos, especialmente cobre, procedente en su mayor parte del robo de cableado de tendido eléctrico y telefónico. En el transcurso de la operación se ha detenido a un total de siete personas, dos de ellas dueñas de una empresa de recuperación de materiales ubicada en Aizoáin (Berrioplano), a los que se les imputa un delito de receptación (compra de material robado), y a cinco jóvenes acusados de apropiación indebida.

Durante los últimos meses se ha incrementado de forma notable el robo de cableado de cobre debido, en gran medida, a la revalorización que ha experimentado este material en el mercado, hasta el punto de haber quintuplicado su valor, informó el Gobierno.

De esta forma, esta actividad delictiva que anteriormente alcanzaba casi en exclusiva a la apropiación de este material en obras de construcción, se ha trasladado al robo del cable en tendidos telefónico, con el consiguiente perjuicio para muchos usuarios de líneas de este tipo, sobre todo de la zona norte de Navarra, que vieron interrumpido el servicio por el corte y sustracción de cables.

Con esta información, desde la Policía Foral se diseñó un dispositivo integral para prevenir este tipo de delitos con dos líneas de investigación muy concretas: por una parte se realizaron vigilancias en las zonas de mayor incidencia de esta problemática, que dieron como resultado a finales de septiembre la detención de tres varones de nacionalidad rumana a los que se les imputa el robo de 700 metros de cableado telefónica en el valle de Larraun; y paralelamente se realizaron indagaciones para determinar los conductos e intermediarios que empleaban los ladrones para vender el material robado.

Tras varias semanas de investigación efectuada por miembros de la Policía Judicial y la Brigada de Prevención de la Policía Foral, se realizó el martes una entrada y registro con autorización judicial en una empresa de recuperación de materiales de Aizoáin, en la que se halló gran cantidad de cableado coincidente con el descrito en múltiples denuncias de robo. Además se localizó material de obra (cableado de aluminio, piezas de fontanería) que pudiera resultar de origen ilícito ya que se encontraba en perfecto uso, en muchos casos con el precinto original.

Por tanto se procedió a la detención de los responsables de la empresa, ambos con antecedentes policiales, acusados de un delito de receptación.

El mismo día se detuvo a dos jóvenes pamploneses, J.J.A., de 21 años, y A.E.A., de 20 años, que acudían a dicha empresa en una furgoneta para vender más de 100 metros de manguera de cable de hilo de cobre del que no pudieron acreditar su procedencia. En similares circunstancia se detuvo también el martes en Orkoien a A.E.J., vecino de Larraun de 26 años, a G.J.J., vecino de la capital Navarra de 24 años, y a J.L.J.J., estellés de 21 años. A estos cinco detenidos se les imputa un delito de apropiación indebida.

Las diligencias del atestado han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona y al Ministerio Fiscal, mientras que el material intervenido ha quedado depositado en dependencias de la Policía Foral en Pamplona, en espera de la localización de sus legítimos dueños.

Desde Policía Foral se quiere hacer un llamamiento a todas las personas que pudieran haber sufrido una sustracción de estas características para que acudan a las dependencias de la calle Fuente de la Teja para un posible reconocimiento del material.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies