El subdelegado en Orense subraya que la investigación sobre la muerte del chofer de Verín continúa "abierta"

Actualizado 29/02/2012 14:59:13 CET

Los dos detenidos permanecen en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición judicial

ORENSE, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado del Gobierno en Orense, Roberto Castro, subraya que la investigación sobre la muerte de Bernardino Pousa, chofer de una empresa de autocares de Verín, continúa "abierta" para "esclarecer definitivamente" todas las "circunstancias" que rodearon su fallecimiento.

Bernardino Pousa era conductor de la empresa Autobuses Guerra y falleció el 11 de septiembre de 2011 tras ser golpeado y, posteriormente, degollado tras estacionar el microbús que conducía en la cochera.

La Guardia Civil detuvo el pasado lunes a la hija de la víctima, Ángeles P., y a su compañero sentimental, Alberto F., como presuntos autores del asesinato, después de que los agentes hallasen una huella en una barra de hierro y los restos biológicos.

Roberto Castro ha afirmado este miércoles que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario y que las dos personas detenidas están "vinculadas familiarmente con la víctima". "Se sigue trabajando para esclarecer las circunstancias de aquella muerte", ha apostillado.

El subdelegado ha realizado estas declaraciones este miércoles a preguntas de los periodistas tras mantener una reunión con el presidente de la Diputación Provincial de Orense, Manuel Baltar, en el marco de la ronda de reuniones que mantiene tras haber tomado posesión de su cargo.

TODAS LAS LÍNEAS

Asimismo, el subdelegado del Gobierno en Orense ha manifestado que en este momento es necesario "dejar" que las fuerzas de seguridad del Estado, "y en este caso la Guardia Civil" continúe "investigando y trabajando" en "todas las líneas de investigación que tienen abiertas" para "esclarecer" los hechos y "poner a disposición judicial a los autores de este crimen".

Los dos detenidos continúan este miércoles en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Orense a la espera de pasar a disposición judicial, previsiblemente el jueves, en el Juzgado de Instrucción de Verín.