Sucesos.- Doce detenidos durante el primer día de despliegue de los Mossos en los cuatro nuevos territorios

Actualizado 02/11/2007 14:12:23 CET

SANT FELIU DE LLOBREGAT (BARCELONA), 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra realizaron un total de doce detenciones durante el primer día de despliegue en las comarcas del Garraf, el Alt Penedès, el Baix Penedès y la zona del Baix Llobregat donde todavía no habían asumido las competencias de seguridad. El secretario de Seguridad de la Conselleria de Interior, Joan Delort, dijo que la jornada había transcurrido con "absoluta normalidad" e informó de que la mitad de las detenciones correspondieron a delitos por violencia machista.

En total, los Mossos tuvieron que hacer frente a 158 incidentes. La mayoría fueron "por alarmas en comercios, industrias y viviendas", y supusieron "el 30% de todas las incidencias, mientras que el resto de incidentes han estado directamente relacionados con infracciones o delitos contra el patrimonio", según Delort.

Los Mossos d'Esquadra asumieron ayer las competencias de seguridad en cuatro nuevos territorios de las provincias de Barcelona y de Tarragona. En la Región Policial Metropolitana Sur, la Policía autonómica abrió seis nuevas áreas policiales: Sant Boi de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Martorell, Gavà, Vilafranca del Penedès y Vilanova i la Geltrú. En este territorio, salieron a la calle un total de 241 patrullas que tuvieron que responder a 125 incidentes. De estos, 39 correspondieron a alarmas, 15 a asistencia a ciudadanos, 8 por personas que causaban inseguridad y 8 por daños a la propiedad privada. Además, se presentaron 127 denuncias a comisaría.

Los Mossos realizaron nueve detenciones en la Región Metropolitana Sur por delitos como malos tratos, lesiones o delitos contra la seguridad del tráfico. Además, gestionaron tres detenciones practicadas por policías locales.

Por su parte, en la Región Policial Camp de Tarragona, donde funciona el área policial de El Vendrell, se registraron 33 incidentes, se presentaron 17 denuncias y se pusieron en la calle 29 patrullas. La única detención de este primer día de despliegue se realizó por una agresión de un padre contra su hija. El detenido también atentó contra agentes de la policía municipal de Cunit. En esta zona, los Mossos también tuvieron que intervenir en un incendio en un restaurante de Segur de Calafell que obligó a desalojar a 35 personas de una sala de cine.

Una de las novedades en la Región del Camp de Tarragona fue la derivación de todas las llamadas realizadas al teléfono de los Mossos d'Esquadra --088-- hacia el teléfono único de emergencias --112--. "El ciudadano no percibe este cambio pero se le dirige directamente al 112 donde un profesional evalúa la emergencia y sólo la deriva a la policía si es de interés estrictamente policial", según Delort. En Tarragona, de las más de 200 llamadas recibidas al teléfono 088 durante el día de ayer, sólo 33 fueron derivadas para ser gestionadas por la policía. "Esto permite mejorar la eficiencia en la gestión", señaló Delort.