Torres-Dulce: La Fiscalía no está, ni ha estado ni estará presionada en el procedimiento contra Bárcenas

 

Torres-Dulce: La Fiscalía no está, ni ha estado ni estará presionada en el procedimiento contra Bárcenas

El fiscal general del Estado, en la UIMP
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 16:29:53 CET

Deja en manos de los fiscales llamar a Rajoy por los mensajes aunque la responsabilidad "moral o política" queda fuera de los procesos

SANTANDER, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía General del Estado no se encuentra, ni se ha encontrado y tampoco se va a encontrar "en ningún momento presionada" por cualquiera de los partícipes en el proceso contra el extesorero y exsenador 'popular' Luis Bárcenas y "ni mucho menos" por los medios de comunicación.

Así lo ha asegurado este lunes en Santander el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, al ser preguntado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) por las últimas informaciones de 'El Mundo' sobre el 'Caso Bárcenas' y los supuestos mensajes entre el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y el extesorero del PP.

Ha asegurado que en la Fiscalía General del Estado están "tranquilos" trabajando con las perspectiva "exclusivamente" del concepto de "imparcialidad".

"VIVIMOS SOLO EN LOS PROCESOS, NO FUERA"

A preguntas de los periodistas sobre estas informaciones publicadas en los medios, ha señalado que la Fiscalía está esperando a "que eso se vuelque de una forma procesal". "Nosotros vivimos solo en los procesos, no fuera de los procesos", ha añadido.

Ha afirmado que tanto la Fiscalía General del Estado como Anticorrupción se encuentran en estos momentos "en la misma posición" que han estado "siempre", examinando e investigando los hechos y las pruebas para ver si son constitutivos de delito "desde el punto de vista estricto de la legalidad" y "con afección al "principio de imparcialidad", tal y como exige la Constitución, que es la que legítima, según ha recordado, la labor de la Fiscalía, no el Gobierno.

Torres-Dulce se ha mostrado "satisfecho" de que, "hasta el momento" desde el Gobierno "no ha sentido sino la proximidad y calidad" del Ejecutivo para permitir a la Fiscalía seguir trabajando con "absoluta autonomía" e "independencia".

"No puedo sino estar satisfecho porque el trabajo de la Fiscalía se ha desarrollado y se apoya en la más completa independencia", ha asegurado Torres-Dulce, quien ha dicho que del mismo modo que el Gobierno no entra en el trabajo de la Fiscalía, él "lo único" que puede hacer es "respetar" las decisiones del Ejecutivo, de la oposición y de los grupos sociales.

Además, preguntado sobre la sensación que puede trasladarse de la facilidad de manejar al Poder Judicial por parte de otros dos poderes, Torres-Dulce ha señalado que si el Ejecutivo o el Legislativo manejasen al Poder Judicial se estaría cometiendo un delito y "no cree" que eso esté sucediendo.

LLAMAR A DECLARAR A RAJOY, DECISIÓN DE LOS FISCALES

A preguntas de la prensa sobre la posibilidad de que la Fiscalía llame a declarar a Rajoy a raíz de los mensajes intercambiados con Bárcenas, Torres-Dulce ha vuelto a insistir en que "esas decisiones las toman siempre los fiscales" dentro de sus competencias y atendiendo a los "objetivos realistas" de cada proceso y relativos al "objeto de cada proceso".

En este sentido, ha recordado que en los procesos judiciales se investigan "fundamentalmente" hechos delictivos o presuntamente delictivos con lo que las "responsabilidades de tipo ético, moral" o "político quedan fuera" de ese campo.

"Dentro de ese campo son los fiscales los que con absoluta autonomía toman las decisiones, me las comunican y yo si tengo que hacer algún tipo de intervención extraordinaria la haría", ha precisado Torres-Dulce, quien ha puntualizado que en este caso "no se ha producido".

El fiscal general del Estado también se ha referido a las últimas informaciones publicadas en El Mundo relativas a que, supuestamente, el PP prometió a Bárcenas destituir al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y cuestionado acerca de si ha hablado con él de ellas, ha afirmado que aunque la comunicación es "fluida" no comentan "asuntos concretos y determinados.

Según ha insistido, el ámbito de la competencia del Gobierno es la política criminal y la política general y la de la Fiscalía es hacer su trabajo "con imparcialidad y legalidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies