Trasladan al Virgen del Rocío al hombre que disparó a su mujer y su hija, que pueden ser enterradas hoy

Actualizado 27/08/2006 13:27:50 CET

Hace un mes la mujer fallecida había denunciado, con el apoyo de sus hijos, a este individuo ante el juez de Osuna

OSUNA (SEVILLA), 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El individuo de 58 años y vecino de Osuna (Sevilla), cuya identidad responde a las iniciales S.L.M., que presuntamente mató de varios disparos a su mujer y a su hija, embarazada de pocos meses, y, acto seguido, intentó suicidarse en dicha localidad sevillana fue trasladado del Hospital Comarcal de Osuna al hospital de Traumatología de Virgen del Rocío de Sevilla, según indicó el jefe de la Policía Local, Juan José Ramirez, que precisó que con casi total seguridad las dos mujeres serán enterradas esta misma tarde.

Según indicó Ramírez a Europa Press, los familiares de las dos mujeres quieren que el entierro se produzca esta misma tarde "aunque todo dependerá de las actuaciones que se realicen en el Instituto Anatómico Forense, donde se encuentran los cuerpos de ambas víctimas.

El jefe de la Policía Local confirmó que la mujer del presunto agresor, C.S.E., de 54 años, había denunciado hace un mes a su marido por los malos tratos hacia ella y sus cinco hijos, que apoyaban a su madre y que incluso suscribieron la denuncia, solicitaron medidas cautelares de alejamiento que fueron concedidas por el juez.

"Los hijos arropaban a la madre y formularon la denuncia, aunque sólo fue una sola denuncia a través de la Policía Local ante el propio Juzgado de Osuna", aclaró el portavoz de la Policía Local.

De esta forma, el individuo vivía en otro domicilio pero, a pesar de la orden de alejamiento existente hacia la esposa y hacia la hija fallecida, de 33 años, "merodeaba por la casa de esposa y eso lamentablemente ha tenido un desenlace fatal".

Aclaró que se trata de "una familia muy conocida en el pueblo, son vecinos de Osuna y la denuncia por maltrato fue puesta hace un mes, acababa de aflorar el problema".

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 21.00 horas de ayer cuando el presunto asesino, albañil de profesión y sobre el que ya pesaba una orden de alejamiento, se presentó en el domicilio de su esposa con una escopeta y disparó a su esposa, de 52 años, y a su hija, de 33, cuatro tiros con dicha arma.

Acto seguido, el agresor abandonó la vivienda familiar y se refugió en el domicilio donde residía desde su separación, en el que intentó quitarse la vida con la misma escopeta, esta vez, disparándose en la cara. Fue entonces cuando varios agentes de la Guardia Civil, que lo perseguían para detenerlo, entraron en la casa e intentaron evitar el propósito del presunto parricida, aunque no lo consiguieron.

Debido a las graves heridas en el rostro que presentaba el hombre, tuvo que ser trasladado al Hospital Comarcal de Osuna, aunque posteriormente ha tenido que ser trasladado al Virgen del Rocío de Sevilla capital.

MEDIDAS DEL AYUNTAMIENTO

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Osuna, Rosario Andújar, anunció que todos los grupos municipales se reunirán hoy en el Ayuntamiento ursaonense para determinar las actuaciones y acciones que vayan a emprender como forma de repulsa a este hecho.

"Como mujer y como vecina lamento que, por muchas medidas de protección que pongamos en marcha, se producen estos casos", lamentó esta portavoz, que abogó por "poner freno a este tipo de violencia mediante la educación de los niños frente a este tipo de terrorismo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies