Tres mujeres detenidas en la 'Operación Escoba' por traficar en Valladolid con drogas aceptan penas de dos años

Actualizado 30/05/2011 14:23:12 CET

VALLADOLID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Valladolid ha condenado hoy a penas de dos años de cárcel a las tres mujeres, integrantes de una misma familia, que en 2009 fueron detenidas por atentes de la Policía Nacional en el marco de la 'Operación Escoba' por su implicación en un delito de venta de sustancias estupefacientes que realizaban en el barrio de Las Viudas.

El juicio previsto hoy no llegó a celebrarse debido a que las imputadas, Lucía H.H, de 59 años; su nuera, Guadalupe R.R, de 39, y la hija de ésta, Adelaida H.R, de 24, para las que el Ministerio Fiscal solicitaba inicialmente penas de cinco años de cárcel, reconocieron su culpa y llegaron a un acuerdo con la acusación pública para que la condena quedara finalmente reducida a dos años de privación de libertad para cada una de ellas y al pago de multas de 370 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Las investigaciones se iniciaron a finales del año 2008 cuando los investigadores comprobaron que una familia que había vivido de forma esporádica en varios domicilios de las Viudas se instalaba, al parecer de manera definitiva, en la calle Ebro.

Se da la circunstancia de que esta familia era conocida por los investigadores, dado que el patriarca, L.H.H, de 31 años y conocido por 'El Nine', se encontraba cumpliendo condena por tráfico de drogas, fruto de haber sido detenido en dos ocasiones, en marzo y octubre de 2006, por vender droga en la misma plaza de las Viudas.

Los agentes del Grupo de Menudeo, encargados de las investigaciones, detectaron tras realizar varias gestiones la presencia de toxicómanos en las inmediaciones del domicilio investigado, un 2º ubicado en el número 16 de la calle Ebro, comprobando cómo éstos, tras entrar en el inmueble, salían con papelinas de heroína en su posesión.

Así, el día 12 de mayo de 2009 el dispositivo montado se tradujo en la detención de dos de las presuntas implicadas, Lucía H.H. y su nieta, Adelaida H.R, cuando ambas se encontraban en las proximidades de su domicilio. Una vez registrado, los agentes se incautaron de una pequeña cantidad de heroína ya preparada para su venta, así como de hachís.

Dado que se tenía constancia de una tercera mujer implicada, se intensificó la presencia policial en el barrio, hasta que dos días después se consiguió detenerla cuando ésta, Guadalupe R.R, nuera y madre de las anteriores, respectivamente, trataba de huir del barrio a bordo de una furgoneta que fue interceptada en la Avenida de Juan Carlos I y en la que viajaba oculta bajo una manta.