El valenciano detenido en Madagascar inicia una huelga de sed al no tener novedades sobre su posible traslado

Actualizado 14/11/2007 17:33:40 CET

VALENCIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Daniel Manero, el vecino de Llíria (Valencia) detenido desde el pasado mes de julio en Madagascar junto con su mujer acusados de intentar sacar del país 48 tortugas de una especie protegida ocultas en el equipaje, inició hoy una huelga de sed ante la ausencia de novedades sobre su posible traslado desde la prisión a una institución religiosa para cumplir la pena realizando trabajos en beneficio de la comunidad.

Así lo explicó a Europa Press una de las hermanas del detenido, Sol, que señaló que han recibido esta noticia a través de una cooperante de una ONG que visita a la pareja en la cárcel. Asimismo, ha hecho llegar a la familia el "mensaje" de que quiere que comprendan que inicia esta acción reivindicativa porque "si fuera solamente de hambre, demoraría muchos días en deteriorarse físicamente y él no aguanta más".

Sol Manero señaló que su hermano había iniciado recientemente una huelga de hambre de la que desistió porque "rápidamente" enviaron un médico del Ministerio de Justicia de Madagascar "y él por la rapidez con que lo hicieron y al tener noticia de que habíamos hecho pública su situación, renunció a seguir aunque advirtió de que el miércoles la reiniciaría si no había ninguna novedad y hoy lo ha hecho".

Según indicó, la familia tenía la "incertidumbre" de si finalmente decidiría continuar con una idea con la que no están de acuerdo. Sol Manero añadió que han intentado contactar durante toda la mañana con el cónsul honorario en Madagascar y que han escrito al Ministerio de Asuntos Exteriores para que les informen "de la situación y de los pasos que van a dar, pero tampoco hemos recibido respuesta por parte de ellos".

Aseguró que el cónsul, con el que sí que pudieron hablar los últimos dos días, les ha dicho que no se alarmen porque la temperatura es de unos 30 grados. "Pero mi hermano está en una celda con 17 personas más y no sé hasta qué punto puede salir y no es lo mismo que en el exterior ya que mi cuñada tenía un aparato para medirse la azúcar en sangre y se le estropeó debido al calor", se lamentó, por lo que indicó desconocer "lo que puede durar".

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores indicaron hoy a Europa Press que la decisión del traslado a una institución religiosa sigue pendiente de la decisión del Ministerio de Justicia de Madagascar y que, en este caso, las autoridades consulares están en permanente contacto con los presos, con los que el cónsul habló ayer.

Asimismo, señalaron que les han aconsejado que abandonen la huelga porque puede ser perjudicial como modo de presión y afectar negativamente a la decisión de la administración de justicia del país africano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies