Vecinos del herido en la explosión de Vallecas dicen que "es un buena persona", padre de "un niño y una niña"

Actualizado 22/06/2007 16:15:57 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos del hombre que resultó hoy herido en el tórax y perdió varias falanges al explotar un artefacto casero adosado a la cerradura de su furgoneta en el barrio de Vallecas de Madrid relataron que escucharon "una explosión enorme a las siete de la mañana" que les despertó sobresaltados, al tiempo que destacaron que la víctima "es muy buena persona", padre de "un niño y una niña".

En declaraciones a Europa Press, Eusebia Lara Sánchez, una inquilina que vive en el mismo edificio que el herido, indicó que se despertó sobresaltada y que vio como a la víctima y uno de sus brazos "destrozado".

"Hemos podido ver por la ventana al hombre tirado, con mantas y preparado para hacerle un torniquete. Parecía que le había seccionado todos los dedos", detalló por su parte Noelia, que vive en la misma calle donde sucedieron los hechos.

Mientras, algunos vecinos que estaban cerca de lugar de la explosión y fueron testigos de lo ocurrido, relataron su "impotencia" al "sentir" que no podían "hacer nada" para auxiliar al hombre mientras esperaban la llegada de los servicios de Emergencias.

Por su parte, la policía descarta que el artefacto casero adosado a la furgoneta tenga relación con algún acto terrorista. Los agentes sospechan que el suceso es un asunto personal pero, aun así, no contemplan la hipótesis del ajuste de cuentas.

La víctima es David J.G., un empresario de la construcción, de tipo medio, que vive en la zona. El pequeño explosivo estaba dentro de un pequeño 'tetrabrick' adosado a la cerradura de su vehículo y la deflagración se produjo cuando el empresario fue a retirarlo para intentar abrir el automóvil.

Como consecuencia de la detonación, el hombre sufrió la amputación de varias falanges de la mano derecha así como una herida penetrante en el costado derecho, a la altura de tórax, con posible fractura de costilla. El herido fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón con pronóstico grave.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies