El 'Gran Hermano online' llega a Londres

Actualizado 20/05/2008 20:58:32 CET

LONDRES, 20 May. (OTR/PRESS) -

El Londres ficticio que imaginó George Orwell en '1984', donde el ciudadano está constantemente vigilado, está a la vuelta de la esquina. Según un proyecto de ley que está a punto de ser debatido, los delincuentes británicos tendrán que tener cuidado si piensan dejar huellas a través de los últimos sistemas de comunicación, pues el historial de los correos electrónicos, 'blogs' y de todas las páginas que el usuario haya visitado estarán a disposición de la policía durante 12 meses de considerarlo necesario el juez.

Desde el pasado mes de octubre, las compañías telefónicas están obligadas a retener el historial de las llamadas y los mensajes de texto durante un periodo de 12 meses. Si el nuevo proyecto de ley se aprueba, la obligación se extenderá a Internet, a los correos electrónicos y las llamadas que se realizan a través de la Red. Con esto, la policía tendría que almacenar cerca de 57.000 millones de mensajes de texto enviados el año pasado y 3.000 e-mails diariamente.

La policía y los servicios de seguridad tendrían acceso a todos estos datos si en un caso el juez lo permite. Sobre el tratamiento de todos estos datos la ley contempla la posibilidad de almacenarlos en una gran base de datos gestionada por el Gobierno. Con esto se agilizaría y se simplificaría la búsqueda de datos por parte de la policía cuando ésta los necesite.

Esta iniciativa de ley en Reino Unido busca ante todo actualizar el sistema judicial a las nuevas tecnologías y formas de comunicación. Como indicó un portavoz del Gobierno, "esta falta de modernización está socavando nuestras capacidades actuales para obtener datos relacionados con las telecomunicaciones y usarlos para proteger a la ciudadanía".

DETRACTORES DEL 'GRAN HERMANO'

"Esto ocasionará serios problemas y tal vez es un paso demasiado lejos. No hay justificación por la que el Estado pueda retener todas las llamadas y el historial de Internet. Tenemos serias dudas de que una medida como esté justificada y sea proporcionada o necesaria. Ya hemos advertido antes que estamos caminando adormilados dentro de una sociedad vigilada. Retener una larga lista de datos es siempre peligroso", indicó un asistente de la Comisión de Información, Jonathan Bamford, en declaraciones recogidas por Otr/press de la versión digital del diario The Times.

El objetivo de estas posibles medidas tiene una sola explicación para el Gobierno británico: la lucha contra el terrorismo. Tras los atentados del 7 de julio de 2005, Reino Unido se vio vulnerado y desde ese momento comenzó a aplicar una serie de medidas similares a la 'Ley Patriota' del Gobierno estadounidense de George Bush. Si prosperase, su puesta en marcha sería a partir de noviembre.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies