El Gobierno abre un debate público sobre la futura Ley de Administración Electrónica

Actualizado 31/07/2006 15:52:20 CET

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Administraciones Públicas anunció hoy que ha abierto un debate público sobre la futura Ley de la Administración Electrónica, norma que regulará los derechos de ciudadanos y empresas a la hora de relacionarse telemáticamente con las administraciones, así como las obligaciones de éstas en ese ámbito.

Recientemente, el Consejo Asesor de Administración Electrónica, compuesto por expertos y representantes del sector privado o las asociaciones de diversos ámbitos tecnológicos, se comprometió a elaborar un documento con comentarios y sugerencias. En paralelo, todas las personas que lo deseen puedan enviar sus aportaciones en www.060.es. Además, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, presentará el documento del Consejo Asesor a comunidades autónomas, ayuntamientos y otros actores involucrados en este ámbito para que también opinen sobre él.

La futura ley recogerá en tres grandes bloques las distintas cuestiones relacionadas con este tema: los derechos de ciudadanos y empresas en su relación telemática con las administraciones, el régimen jurídico en la que se prestarán los servicios electrónicos, y la cooperación interadministrativa.

Respecto a los derechos de ciudadanos y empresas, el proyecto de ley propone, entre otros temas, que sea el propio ciudadano o empresa quien decida el canal por el que acceda a los servicios públicos, que las administraciones públicas garanticen que todas las fases de tramitación de cualquier servicio público puedan realizarse mediante procesos telemáticos, y facilitar a todos los usuarios la posibilidad de acceder a estos servicios a través de un sistema multicanal que cubrirá, al menos, los siguientes conductos: oficinas presenciales, acceso a través de Internet y del teléfono.

CREACIÓN DEL DEFENSOR DEL USUARIO.

Otra de las principales novedades que contempla el texto consiste en la creación de la figura del Defensor del Usuario de la Administración Electrónica, que velará por los derechos de ciudadanos y empresas, y atenderá las quejas que se produzcan por la vulneración de dichos derechos.

En cuanto al régimen jurídico, el Gobierno propone que las formas de identificación a través de las que los usuarios de servicios públicos acrediten su identidad incluya la forma electrónica: el DNI electrónico y otros certificados de firma electrónica serán reconocidos como los instrumentos aptos para esta labor. Asimismo, se regulará la creación de registros electrónicos en las administraciones públicas que abrirán 24 horas al día, 365 días al año.

Se reconocerá como oficial toda comunicación, notificación, acuse de recibo u otro documento creado como consecuencia de la relación entre administración y usuario, y que sea emitido y enviado de forma electrónica, y los propios ciudadanos o empresas podrán exigir a las entidades públicas recibir estas comunicaciones y notificaciones de forma electrónica.

Por último, la norma que regulará la administración electrónica apuesta por la cooperación interadministrativa como un instrumento fundamental para la prestación de servicios públicos de forma telemática. Esta cooperación deberá hacerse efectiva en varios frentes: la creación de una red integrada para la prestación conjunta de servicios públicos, el desarrollo de infraestructuras comunes y la definición de órganos de cooperación para la potenciación de las transmisiones de datos entre administraciones.