Industria apuesta por desarrollar en España la segunda generación de banda ancha, de 50 o 100 Megas de capacidad

Actualizado 01/03/2007 14:06:08 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, apostó hoy por que España se incorpore a la vanguardia de los servicios de Internet de alta capacidad, que llegará los 50 o 100 Megas de capacidad, "y no pierda el tren" de la segunda generación de la Banda Ancha. Este lanzamiento, "que no tiene calendario", es el siguiente paso una vez que, según Clos, el año que viene se logre la cobertura total en España de la banda ancha de la actual generación.

El titular de Industria afirmó en el Foro Sociedad en Red organizado por Red.es y Europa Press que el año que viene habrá ya cobertura de alta capacidad en todo el territorio nacional, "adelantándose un año a las previsiones", pero por medio de una tecnología que se sustenta en el par de cobre y el ADSL. "Pero el sector y los servicios crecen tanto, que tenemos que apuntar a la siguiente generación de banda ancha, para la que no hay calendario, porque es un esfuerzo que tenemos que afrontar con el sector", dijo.

Clos apostó por una "nueva generación de banda ancha que llegue a los 50 o 100 Megas" de capacidad, sobre la que, dijo, el Gobierno "está siguiendo atentamente la legislación comunitaria y otros conflictos legales" originados en Europa, para poner en marcha este nuevo sistema. "Estamos comprometidos con no perder el tren de esta oportunidad y estamos siendo activos en la modificación del marco regulatorio de la UE", avanzó el ministro.

Como ejemplo de país avanzado en esta materia puso el de Corea, donde "se ha prohibido comercializar banda ancha por debajo de 6 megas". "En otras partes del mundo se hacen esfuerzos muy importantes y nos toca hacer lo mismo", señaló.

La línea de los esfuerzos del Ejecutivo, según dijo, se encaminan en el "grupo de los liberales", que se caracteriza por "defender la neutralidad tecnológica y de servicios", así como fomentar la competencia "en el mercado secundario del espectro". "Esta es posición en el proceso de negociación de Europa que está defendiendo el Gobierno", indicó Clos, que consiste en "reservar bandas para funciones pero no encasillar la legislación en tecnologías".

En este sentido, defendió la "neutralidad de servicios", ya que, según recordó, cada vez se utilizan las mismas plataformas tecnológicas para dar más servicios, y advirtió del error de "segregar el espectro" por actividades, "lo que acaba siendo una limitación que luego el mercado o el desarrollo te exige volverlo a cambiar". También se mostró partidario de fomentar el mercado secundario del espectro radioeléctrico, "porque es un bien escaso y conforme avancen los servicios cada vez lo serán más", por lo que consideró "bueno" que "el recurso escaso se regule".

HASTA 2.400 MILLONES PARA CONTENIDOS Y SERVICIOS.

El titular de Industria destacó el impulso en materia de contenidos y servicios que el Gobierno intenta poner en marcha a través del Plan Avanza, para lo que ha destinado 1.500 millones de euros, a los que se suma el esfuerzo de los gobiernos autonómicos de otros 400 millones y de las empresas del sector, de otros 400 millones. "Por lo tanto, para un sector que factura 10.000 millones de euros al año en España, estamos movilizando un programa de promoción de contenidos que gestiona 2.400 millones, así que si con esto no arrancamos, es que no gestionamos bien los recursos", afirmó.

Según dijo, este es el sector menos desarrollado de las Sociedad de la Información, por debajo de la media europea y de la industria electrónica (30.000 millones facturados) y las telecomunicaciones (42.000 millones).

En este sentido, calificó de "insólito" el volumen de recursos, con el objetivo de que España alcance un volumen de aportación de nuevas tecnologías equiparable al de la UE, en torno al 7,5 por ciento del total. "Mientras vamos hacia la media estamos trabajando en la digitalización de la gestión del espectro y de la nueva generación de banda ancha para no perder el tren de las infraestructuras", añadió.

Clos justificó este objetivo por sus efectos en la productividad de la economía. Por ello, expresó su apuesta por que el crecimiento de España, superior al de la UE, "se sostenga si el sector inmobiliario deja de ser el motor de la economía". "Estamos trabajando para que la locomotora de la economía sean los servicios avanzados de telecomunicaciones", enfatizó.

Por otra parte, se refirió a las ayudas del Plan Avanza dirigidas a "personas, administraciones, pymes, escuelas, y repartidas por género y por distribución geográfica", según enumeró, con el objetivo de favorecer la compra de equipos informáticos. Clos apostó por hacer "todo el esfuerzo de difusión de estos recursos", que consisten en "créditos sin interés en franjas sociales y geográficas, al alcance de todas las personas". "Se hace sin apenas burocracia, no hay que presentar casi papeles, y se tramita directamente con el sector financiero. Vale la pena conocer a fondo las ventajas", insistió.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies