Fevitur defiende que las viviendas de uso turístico no impactan en la subida del alquiler

Se alquila, cartel, alquilar, alquiler, arrendamiento
EUROPA PRESS
Publicado 11/01/2018 13:27:16CET

Defienden que este modelo alojativo "está aquí para quedarse" apoyado por su aceptación

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las viviendas de alojamiento turístico no tienen "prácticamente ninguna influencia" en el alza en el precio del alquiler en Madrid, según se desprende del estudio 'El impacto de las viviendas de uso turístico en el mercado del alquiler residencial en Madrid' de la Asociación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (FEVITUR).

Dicho estudio se ha presentado este jueves en la sede de la CEOE y, según ha expuesto el consejero delegado de inAtlas, Luis Falcón, de él se desprende que son 10.805 las viviendas destinadas a uso turístico en el municipio de Madrid. "Esto representa el 0,71% del parque de viviendas total", ha puesto de manifiesto.

El estudio contextualiza que la capital ha experimentado un aumento del precio del alquiler de viviendas del 26,03% entre 2014 y 2016, pero asegura que en este no tiene "prácticamente ninguna influencia las viviendas de uso turístico".

Esto se debe, por un lado, al "aumento de una demanda cualificada, concentrado en los barrios de la almendra de la capital y los del norte, debido a su atractivo y también al comportamiento y de la demografía". Y por otro, al "importante incremento de los factores subyacentes de la demanda, en relación al poder adquisitivo de los ciudadanos, debido a la mejora de la economía y el empleo".

En cuanto al comportamiento demográfico, el estudio señala que este se refleja en "el indicador del número de habitantes con estudios universitarios" --con mayor poder adquisitivo-- que en el período 2014-2016 ha aumentado en 36.787 personas.

Mientras que los factores subyacentes de demanda, el de "mayor influencia" ha sido el empleo, puesto que el decrecimiento del paro, que ha sido de 36.816 personas entre 2014-2016 ha ido de la mano del aumento del precio de las rentas.

En el documento se incide en que, a pesar de la caída de la construcción desde los años de la crisis y de una percepción pública general de pérdida de oferta en rotación en el mercado de viviendas en Madrid, "la capital lleva creciendo tres años en este aspecto. "En 2015 salieron al mercado 211.387 viviendas y en 2016 la cifra se incrementó hasta las 215.218", se recoge.

Asimismo, otro factor que consideran relevante es la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos del año 2013, "que redujo de 5 a 3 años la duración mínima de los contratos de alquiler residencial". Por ello, llegan viviendas al mercado del alquiler pero se produce un incremento prematuro de la demanda, en un momento de mayor presión de precios.

CELEBRAN DECRETO DE LA COMUNIDAD

Durante el turno de intervenciones, el presidente de Fevitur, Pablo Zubicaray, ha defendido que las viviendas de uso turístico son "totalmente necesarias" así como que la demanda "es creciente". En este sentido, ha recordado que el usuario de estas es "familiar" y que se gasta "tanto o más dinero" del que se aloja en los hoteles.

En este sentido, ha celebrado el borrador de decreto de pisos turísticos que ha puesto sobre la mesa la Comunidad de Madrid. "Estamos bastante de acuerdo con el texto, si es verdad que hay cosas que nos gustaría que se cambiasen y por supuesto presentaremos nuestras alegaciones", ha dicho a continuación.

A Zubicaray le consta que la mayoría de personas que cuentan con una vivienda de uso turístico "quieren registrarse". "No estoy de acuerdo con algunas voces que dicen que si no están registrados no pagan impuestos, la mayoría de la industria paga impuestos", ha asegurado y a renglón seguido ha abogado por una normativa que permita "el desarrollo de la actividad de una forma normalizada".

A su parecer, las criticas a la regulación por parte de las asociaciones vecinales se deben a la "desinformación" puesto que, como se desprende del estudio, estas viviendas no influyen en el precio de la vivienda. "La realidad es otra, hay que afrontar los problemas reales y generar políticas sociales de vivienda para ayudar a esos casos que no necesitan esa ayuda social", ha dicho.

En cuanto a los hosteleros, que han señalado que se trata de la regulación "más laxa del mundo", ha puesto el foco en que estos tienen "intereses opuestos" ya que estas viviendas son para ellos "competencias". Pero, según Zubicaray, este tipo de alojamientos "están aquí para quedarse, tienen mucha aceptación". "No estamos de acuerdo con ninguno de los aspectos que nombran", ha concluido.