5 lugares imprescindibles de Budapest

Actualizado 10/03/2015 22:23:36 CET
The Hungarian Parliament building is reflected on the icy Danube river in Budape
Foto: LASZLO BALOGH / REUTERS

MADRID, 10 Mar. (EDIZIONES) -

En pleno corazón de Europa, el Danubio separa las ciudades de Buda y Pest, hoy en día unidas en una sola y convertidas en una de las capitales europeas de más relevancia: Budapest.

Te presentamos los 5 monumentos imprescindibles que no puedes dejar de visitar en la capital húngara.

1. PARLAMENTO DE BUDAPEST

Es, probablemente, el monumento más importante de Budapest con medio millón de visitas anuales. Después del de Argentina y Rumanía, es el tercer parlamento más grande del mundo: tiene 268 metros de longitud y 118 de anchura y cuenta con 691 habitaciones.

En él se concentra la actividad legislativa del país y fue construido entre 1884 y 1902. Es considerado un símbolo del poder económico de la Hungría del Siglo XX.

Te recomendamos hacer una visita guiada por las zonas de más relevancia: su monumental escalera, la Sala de las Joyas de la Corona y la sala principal del Parlamento.

2. BASTIÓN DEL PESCADOR

PUENTE DE LAS CADENAS

Siete torres en honor a las siete tribus que fundaron Hungría custodian esta 'ciudad' medieval. Desde el Bastión del Pescador disfrutarás de las mejores vistas de Budapest. No hay un lugar más indicado para tomar una panorámica del Parlamento.

Este recinto amurallado alberga en su interior un palacio, un castillo y la Iglesia de San Matías. Además de restaurantes, tiendas de recuerdos y jardines. Si no tienes prisa, piérdete paseando por todos sus rincones.

El origen del nombre del monumento hace referencia a los pescadores que, durante la Edad Media, protegieron este enclave.

PUENTE DE LAS CADENAS

3. PUENTE DE LAS CADENAS

Cuenta la leyenda que, el día en que Budapest esté en peligro, los cuatro leones que custodian las entradas al Puente de las Cadenas, cobrarán vida y defenderán la ciudad.

8 puentes conectan las orillas del Danubio, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, con el centro de la ciudad. El de las Cadenas es uno de los que más historia entraña. En 1945, las tropas alemanas lo dinamitaron y fue reconstruido exactamente igual que el original.

Una recomendación es que reserves esta visita para la noche. Súbete en uno de los cruceros nocturnos por el Danubio y, en dos horas, te llevarás estampas impresionantes.

Durante el recorrido, verás unos zapatos junto al río y te preguntarás qué hacen allí. Se trata de un homenaje a los judíos que, durante el Holocausto, fueron fusilados y arrojados a las aguas. Los ataban por parejas, disparaban a uno de ellos y el que caía rendido arrastraba a su compañero. Los zapatos esperan en la orilla a que sus dueños salgan a recogerlos.

4. ÓPERA DE BUDAPEST

Es uno de los edificios neo renacentistas más importantes de Hungría. Se construyó entre 1875 y 1884 con una condición: no podía ser más grande que la Ópera de Viena.

La Ópera de Budapest es la sede de la Orquesta Filarmónica de la ciudad y es considerada como una de las mejores orquestas de Europa.

En su fachada se pueden ver estatuas de los 16 compositores más importantes del mundo.

Si tienes tiempo, no dejes de comprar una entrada para ver alguna representación: el edificio tiene una acústica inmejorable y no te defraudará.

5. BASÍLICA DE SAN ESTEBAN

La Basílica de San Esteban es la más grande de la ciudad. Tiene aforo para 8.500 personas y está dedicada al primer rey de Hungría consagrado por un Papa.

El gran tesoro de la Basílica se encuentra en una de las capillas donde se conserva la mano momificada de San Esteban. Cuenta con estatuas de los artistas húngaros más importantes y un espectacular mosaico decora el altar principal.

Desde el mirador de la torre sur podrás disfrutar de otra buena vista de la ciudad.