Maldivas trata de evitar las pérdidas del sector turístico ocasionadas por el estado de emergencia

Islas Maldivas
ISLAS MALDIVAS
Publicado 14/02/2018 12:43:31CET

MALÉ, 14 Feb. (Reuters/EP) -

Los operadores turísticos de las islas Maldivas advierten de que cientos de turistas han cancelado sus reservas de hotel cada día desde que se impuso el estado de emergencia la semana pasada, a pesar de que el Gobierno haya asegurado que la situación es completamente normal en las zonas más turísticas del país, lejos de la capital.

China, India, Estados Unidos y Gran Bretaña han aconsejado a sus ciudadanos no desplazarse a las islas después de que el presidente maldivo, Abdulá Yamin, impusiese el estado de emergencia y arrestara a los jueces que le habían ordenado liberar a los líderes opositores encarcelados. El Ejecutivo ha enviado representantes a China, Arabia Saudí y Pakistán para tratar de reunir apoyos por parte de países "favorables" y para asegurarles que es seguro visitar las islas.

"Hemos recibido entre 50 y 60 llamadas para cancelar reservas cada día, ese número es consistente desde la semana pasada y es igual en todas nuestras propiedades a lo largo del país", ha declarado un portavoz de Paradise Island Resort-Villa Group. Esta empresa gestiona el hotel del mismo nombre, un complejo de 282 habitaciones situado a 20 minutos en lancha motora de la capital, Malé.

Casi 1,4 millones de turistas de todo el mundo visitaron Maldivas en 2017, según las estadísticas del Gobierno. Los beneficios de esta industria suponen la tercera parte del Producto Interior Bruto (PIB), o lo que es lo mismo, 2.800 millones de euros, según las cifras del año pasado.

La agencia de calificación crediticia Moody's ha declarado que revisará a la baja el pronóstico de crecimiento del país del 4,5 por ciento, si los turistas no pueden viajar al país durante un periodo de tiempo prolongado.

VIAJES DESDE CHINA

La petición de los opositores de que India, la potencia regional, intervenga militarmente, ha contribuido al aumento de la incertidumbre. Y es que Maldivas se ha convertido en un motivo de enfrentamiento entre este país y China.

China, que ha tratado de fomentar una buena relación con el Gobierno de Yamin para conseguir puertos favorables en el marco de su iniciativa de la Ruta de la Seda, se ha manifestado en contra de una posible intervención extranjera. Sin embargo, eso no ha impedido que Pekín recomiende a sus ciudadanos no viajar a la zona. Los ciudadanos chinos suponen la quinta parte de los turistas de Maldivas.

"Tenemos un mercado más amplio para los turistas chinos e indios y son ellos que los que están cancelando sus viajes a Maldivas en mayores cantidades", ha relatado un operador turístico de manera anónima para no ser el blanco de las quejas del Gobierno.

El Año Nuevo chino comienza este jueves y millones de chinos viajarán a sus hogares o al extranjero durante las fiestas, que duran una semana. El operador turístico ha admitido que, en general, las cancelaciones han aumentado entre un 20 y un 25 por ciento con respecto a la media normal desde que comenzó la crisis y que ahora la gran preocupación es que los turistas dejen de hacer reservas hasta el mes de marzo.

La agencia de viajes china más grande que da servicio a través de Internet, Ctrip.Com International Ltd, ha señalado que está trabajando en coordinación con hoteles y aerolíneas y que están ayudando a los turistas que así lo deseen a posponer o cancelar sus viajes a Maldivas antes del 28 de febrero.

El periódico estatal de Shangái, 'Xinmin Evening News', indicó la semana pasada que alrededor de 3.000 shanghaineses habían hecho planes para visitar Maldivas, y que, en los últimos años, más de 300.000 ciudadanos chinos visitaron el país de manera anual.

Las aerolíneas no han cancelado todavía vuelos a las islas, pero algunas empresas como Air India, SpiceJet, China Eastern Airlines y China Southern Airlines han dado la posibilidad a sus clientes de cancelar o cambiar sus billetes sin coste alguno durante determinados días de febrero. Asimismo, las aerolíneas chinas han compartido la advertencia de Pekín de no visitar el país.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuan, ha dicho este miércoles que China ha emitido avisos de seguridad con respecto a la situación en Maldivas. "Según lo que sé, los departamentos relevantes están dando orientaciones a nuestros ciudadanos para que presten una mayor atención a los riesgos relacionados con la seguridad cuando se desplacen a Maldivas y que confeccionen sus itinerarios de acuerdo con ello", ha relatado Geng.

Si el caso de Tailandia puede servir como ejemplo, esta tensa situación podría no durar mucho. El ataque en un templo budista en Bangkok en agosto de 2015 provocó una caída del 17 por ciento de los turistas chinos al país durante las semanas siguientes. Sin embargo, las reservas comenzaron a subir a partir de octubre de ese mismo año, según aseguró el Gobierno. De hecho, el país finalizó 2015 con un número récord de visitantes chinos.

REFUGIO DE TURISTAS

La polémica en Maldivas comenzó la semana pasada, cuando el Tribunal Supremo anuló las condenas por terrorismo y corrupción de nueve líderes opositores y ordenó que fueran liberados. Entre ellos estaba el expresidente Mohamed Nasheed.

Yamin rechazó la decisión del alto tribunal, impuso el estado de emergencia durante 15 días y ordenó el arresto de dos de los jueces que habían emitido el veredicto, así como de varios miembros de la oposición y de su hermanastro de 80 años, Maumoon Abdul Gayoom, que gobernó el país durante 30 años. Yamin se escudó diciendo que todos ellos estaban planeando un golpe de Estado contra él.

Los tres jueces del Tribunal Supremo que no fueron arrestados anularon el veredicto.