Crear una imagen común y fidelizar a los viajeros, retos del enoturismo

 

Crear una imagen común y fidelizar a los viajeros, retos del enoturismo

Enoturismo
EUROPA PRESS
Actualizado 20/01/2017 18:13:14 CET

España, por detrás de países como Francia e Italia en incluso EE.UU. o Australia en promoción

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La creación de una imagen y una estrategia comunes a las rutas y regiones del vino en España, así como fidelizar al viajero a la compra de los productos vinícolas tras visitar una bodega son algunos de los retos que este viernes han señalado varios expertos en la mesa de debate 'El futuro del enoturismo', un sector que en los últimos ocho años ha crecido de media un 10% al año en visitantes.

La Asociación Española de Enoturimo (AEE) ha aprovechado la celebración de Fitur 2017 para convocar a varios expertos en el turismo y el vino con el objetivo de abordar cuáles son las perspectivas del sector para los próximos años.

El presidente y fundador de la AEE, José Antonio Vidal, ha incidido en que este segmento tiene todavía mucho recorrido pues de los 227 millones de movimientos turísticos que tuvieron lugar en España, solo el 0,9% fue a destinos enoturísticos, cuando en países líderes está en torno al 24%.

De este modo, casi todos los expertos congregados han mostrado su acuerdo en que España, en el enoturismo, está por detrás de otros países, como Estados Unidos, Australia, o ejemplos más cercanos, Francia e Italia.

Para el presidente de Ulysses Foundation y antiguo secretario de la Organización Mundial del Turismo (OMT) para Europa, Eduardo Fayos-Sola, el problema es la percepción de España en el exterior.

VENDERSE MEJOR EN EL EXTERIOR.

"En el exterior, aún no ha llegado la percepción de que España lo está haciendo muy bien en turismo y creo que, por ello, sería importante colocar al sector español y al enoturismo dentro del programa que hay preparado para celebrar el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, declarado así por la ONU para este 2017", afirmó.

Además, también indicó que son necesarias nuevas políticas e instituciones "que destruyan" las anteriores, así como "más investigación e inversión". "La gestión del conocimiento va a ser muy importante. Tenemos que perder timideces y aprovechar que somos líderes en turismo, en gastronomía", apuntó.

También en este sentido, el director de Asuntos Institucionales de Marca España, Darío Otero, apuntó que el país "no ha conseguido explicar bien al mundo los cambios que ha realizado en los últimos 30 o 40 años".

Por ello, desde su institución, las directrices incluyen tener un "planteamiento rupturista" con una labor de profundidad y estrategias atrevidas, así como "crear una imagen de marca en el exterior" para el vino español, una tarea en la que está volcada la AEE, tal y como indicó Vidal en sus intervenciones. "La asociación quiere crear un marco de unidad dentro del sector privado de la enología. Que sea un equipo y no competidores", aseguró el directivo.

COMPRAR VINO CUANDO SE VUELVE AL ORIGEN.

Durante la charla, se señaló en reiteradas ocasiones a la fidelización del turista tras realizar su visita a una bodega o una región vitivinícola. El director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (Oemv) señaló que el turismo puede aportar un reconocimiento a la marca del vino, así como nuevas ventas tras las visita, aunque para ello sea necesario invertir en logística y distribución internacional. "¿En qué están invirtiendo las grandes distribuidoras?", preguntó a la audiencia.

Entre los beneficios que el vino puede aportar al turismo, del Rey apuntó que puede ayudar a desestacionalizar la actividad, tendente a concentrarse, sobre todo, en el verano, así como incentivar el turismo de calidad y atraer viajeros al interior de España. "Hay todo un entorno interesante alrededor del vino, hoteles, gastronomía, cultura, patrimonio ambiental", afirmó el directivo, una opinión que también fue compartida por la presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó.

Por su parte, el director de márketing de Freixenet, Diego Jiménez Hevia, destacó la importancia de que el responsable de diseñar las visitas "sea un profesional, conozca el producto, el entorno, la restauración, el alojamiento que hay en la zona" con el objetivo de ofrecer un paquete integrado.

Asimismo, afirmó que la empresa vinícola "debe saber segmentar y diferenciar los tipos de visitantes que existen", entre aquellos que quieren únicamente visitar la bodega y saber cómo se hace el vino, "o aquellos que están interesados en todo, hasta el mínimo detalle y quieren conocer toda la historia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies