Aída despide su séptima temporada

 

Aída despide su séptima temporada

Aída
www.telecinco.es
Actualizado 18/07/2010 0:20:51 CET

MADRID, 17 Jul. (OTR/PRESS) -

Una amistad rota -la de Chema y Mauricio-, un primer amor fallido -el de Fidel- y un negocio que echa el cierre son algunos de los efectos colaterales con los que 'Aída' concluirá su séptima entrega en Telecinco este domingo, a las 22.15 horas, temporada que también ha acogido momentos gloriosos, como el éxito mediático de Lorena y el triunfo del amor entre Chema y Soraya.

En el último episodio de la temporada, Barajas le vende a Mauricio un reloj falso. El dueño del bar Reinols se enfada terriblemente cuando se percata del engaño, pero se da cuenta de que puede hacer un gran "negocio" si se asocian.

Soraya está enferma y nadie de su familia quiere ayudar con las tareas de la casa y el cuidado de Aidita. Sólo Chema intenta echarle una mano, pero él también está desbordado con su trabajo en la heladería. La solución de urgencia que encuentra el novio de Soraya es pagar a Eugenia para que se ocupe de los quehaceres domésticos.

Fidel llama a Jonathan porque se siente solo. El hijo de Aída decide aprovechar la oportunidad para organizar una fiesta en casa de Chema. A la mañana siguiente, Fidel convence a Jonathan, Lorena y Mecos para que le ayuden a limpiar y descubre horrorizado que un cuadro realizado a punto de cruz por la abuela de Chema ha desaparecido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies