Calma, nostalgia e inmensas playas en Lisboa con 'Callejeros Viajeros'

Callejeros Viajeros
www.cuatro.com
Actualizado 30/05/2010 23:09:43 CET

MADRID, 30 May. (OTR/PRESS) -

Lisboa, capital de Portugal, es una ciudad bohemia, romántica, de hermosas vistas y gente muy tranquila. Se encuentra en la desembocadura del río Tajo y es la capital más occidental del continente europeo.

La ciudad, con más de medio millón de habitantes, está construida sobre siete colinas y tiene, a escasos kilómetros, enormes playas llenas de vida y mucho surf. 'Callejeros Viajeros' la visita esta semana (a partir de las 22.30 horas) para mostrar a los espectadores todos sus encantos.

Los barrios más pintorescos respiran un aroma puramente lisboeta, donde sus gentes y tradiciones nos sorprenden cuando paseamos por sus calles. Los vecinos del barrio de Grassa aseguran que desde allí se disfrutan de las vistas más bonitas de la ciudad. Caminar por Alfama y Chiado es casi un viaje en el tiempo, ya que conservan las formas de vida más tradicionales y populares de una gran ciudad con historia. En el barrio de Belém encontramos el espectacular Monasterio de los Jerónimos, que recorremos en compañía de la responsable de su restauración. También aquí compartimos mesa en uno de los cafés más conocidos de la ciudad, para degustar el postre lisboeta por excelencia: el pastel de nata.

Se dice que los lisboetas tienen una manera diferente de preparar el bacalao para cada día del año, es decir, 365 recetas distintas para la principal estrella de la gastronomía portuguesa.

Y en los alrededores de la capital, playas para todos los gustos. Carcavelo, a 24 kilómetros Lisboa, es el punto de encuentro de miles de portugueses y turistas para pasear y practicar cualquier deporte acuático. También son muy concurridas las playas de Cabo de Roca y Guincho, donde los surfistas se retan frente a las olas.

Y de la capital portuguesa, los reporteros de Cuatro se trasladasn a dos paraísos mediterráneos: Mykonos y Santorini

A Mykonos, la llaman la Ibiza del mar Egeo. "Música, mujeres, marcha... todo lo que te imaginas, lo tienes aquí en la isla", cuenta un joven argentino que hizo miles de kilómetros para conocer las excelencias de la isla. Mientras, cientos de jóvenes mueven sus esculturales cuerpos en la playa Paradise mientras el maestro de escena, ataviado con un simple tanga de cuero, agita a las masas por nacionalidades subido a una enorme tarima.

Mientras, Santorini fue considerada la segunda ciudad más deseable del mundo. Dividida por el agua debido a erupción de un volcán, las ciudades principales, Oia y Fira, forman un paisaje digno de un cuadro. Casas blancas colgando de la falda de una montaña. "Nunca vi un crepúsculo similar en ninguna parte del mundo", cuenta un colombiano que se apresura a coger sitio a las 21.00 horas en Oia. Un ritual al que peregrina gente de todo el mundo para ver atardecer junto a la persona amada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies