'Comando Actualidad' visita algunos de los pueblos más bonitos de España

Comando Actualidad
TVE
Actualizado 06/07/2011 0:05:58 CET

MADRID, 5 Jul. (OTR/PRESS) -

La 1 ofrece este miércoles en 'Comando Actualidad' una visita a algunos de los pueblos más bonitos de España, a partir de las 22.15 horas de la noche, como Cudillero, Pedraza, Almagro y los municipios de la sierra de Albarracín y La Alpujarra.

Con la emisión de 'Como mi pueblo, ninguno', 'Comando Actualidad' se acerca a algunos de los pueblos más bellos que se pueden encontrar en España. Con las mejores vistas, su día a día depende en buena medida de los visitantes, por lo que les miman todo lo que pueden.

Son pueblos de postal, y no han pasado por la crisis inmobiliaria porque sus cascos históricos se conservan como hace siglos. En ellos, el tiempo ha pasado de otra forma, o más bien no ha pasado por ellos, por lo que los directores de cine ni siquiera necesitan construir decorados porque les basta con rodar en sus calles.

Uno de esos pueblos es Pedraza, en la provincia de Segovia, donde se puede encontrar todo tipo de personajes. Ahora, en Pedraza se está rodando 'Blancanieves', y muchos de sus paisanos están entre los figurantes. Cobran 45 euros diarios y el pueblo recibe 1.800 por permitir el rodaje. Cada año, además, adornan el pueblo con velas y ofrecen un concierto que congrega a miles de curiosos.

En Cudillero (Asturias), Ismael sigue pescando merluza con anzuelo como lo hicieron sus antepasados. Vive en uno de los pueblos más emblemáticos de la cornisa cantábrica. El pescado que trae se cocinará ese mismo día en los restaurantes del pueblo que viven del turismo. Por 60 euros, se puede disfrutar de una parrillada de marisco.

El programa narra además la historia de Luis, uno de los últimos pastores trashumantes, que lleva veinte días caminando con 500 reses bravas desde la serranía de Jaén hasta la de Albarracín, a donde llega tras 400 kilómetros.

A su vez, Antonio es el único vecino que produce el yeso rojo que lucen todas las casas de este pueblo, que vive del turismo y de las rehabilitaciones que lo mantienen como hace siglos. Es pequeño, pero muy valorado, y una vivienda en Albarracín, que cuenta con mil habitantes, cuesta lo mismo que en una gran ciudad.