Ernest Riveras: "En Movistar+ nos hemos ganado el respeto del paddock con nuestra forma de hacer las cosas"

El periodista Ernest Riveras en la Motorland de Aragón
MOVISTAR+
Actualizado 24/09/2016 17:53:23 CET

   ALCAÑIZ (TERUEL), 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Motorland de Aragón en Alcañiz es el escenario en el que Movistar+ celebra este fin de semana sus 'Bodas de Oro' con el Mundial de Motociclismo. Un idilio que arrancó allá por marzo de 2014 en el Gran Premio de Qatar y que cumple medio centenar de retransmisiones en las que el equipo de Movistar+ se ha ganado "el respeto del paddock por su forma de hacer las cosas".

   Así lo afirma orgulloso Ernest Riveras, el rostro y voz del motociclismo en Movistar+, que tras ocho años informando sobre el mundial, cinco en RTVE y tres ya en Movistar+, no duda en afirmar que trabajar en este deporte es un "privilegio".

   "Nuestra clave es entender cada uno de los 18 grandes premios de jueves a domingo. Es una nueva forma de interpretar este deporte", afirma el periodista durante un encuentro que mantuvo con un reducido grupo de medios, entre los que se encontraba Europa Press, en el set móvil -un imponente autobús que hace las veces de plató, puesto de comentaristas y sala de producción y redacción- que Movistar+ lleva a todas las carreras que se celebran en suelo europeo.

   "Aquí llegamos el miércoles, empezamos el jueves y a partir de ahí funcionamos hasta el domingo con 28 horas de televisión en directo", señala Riveras que destaca el esfuerzo extra que realizan para "personalizar" la señal internacional que produce Dorna -promotor también del campeonato- para todo el mundo. Un producto mejorado y pensado para un público cada vez más exigente, gracias al trabajo que realiza el equipo de más de 40 personas que se desplazan en cada uno de los grandes premios. "El concepto es distinto. A la gente le vamos a cobrar por lo que le damos, el aficionado tiene que encontrar en nosotros espectáculo y respuestas".

   Un proceso de "personalización" que, asegura el productor de Movistar+, Javier Grima, solo hacen a este nivel -con retransmisiones en directo desde jueves a domingo- otras dos televisiones europeas: la inglesa BT y la italiana Sky.

   Y aunque reconoce que hay un "coste personal", derivado del hecho de estar más de 120 días fuera de casa, Riveras tiene claro que el esfuerzo compensa e insiste en que trabajar en una competición como Moto GP es un "privilegio".

UN MUNDIAL "QUE NUNCA SE PARA"

   "Trabajas en un deporte que está entre los tres o cuatro más importantes del mundo y trabajas con unos deportistas que entienden de qué va este negocio y que la televisión les ayuda a vender el producto. Y es un privilegio los medios que ha asignado Movistar para seguir el campeonato", dice el periodista que presume incluso de que es precisamente la señal de Movistar+ la que más se pincha en la zona de 'hospitality', las casas de los equipos en el paddock.

   "No es baladí. Ellos tienen posibilidad de ver lo que quieran y el hecho de que los tíos de los que estás hablando te estén viendo te hace ser mucho más riguroso (...) Nos hemos ganado el respeto del paddock con nuestra forma de hacer", sentencia Riveras que también reconoce el gran trabajo de Dorna y el equipo que capitanea Sergi Sendra, director del departamento de producción de TV de Dorna, a la hora de proporcionar la señal con la que todos trabajan: "Está a la vanguardia de las realizaciones mundiales. Nunca se para, ni a nivel de reglamento ni a nivel televisivo"

Una "evolución constante" en aras de hacer el campeonato "más seguro y más espectacular". "La cámara giroscópica, la evolución de cámara on-board, la cámara trackeada... en Silverstone desde la cámara de Rossi los adelantamientos con Márquez... parece que estamos en un videojuego, que estamos dentro de la carrera", comenta.