Las estrellas de HBO arropan al canal en su puesta de largo

Sarah jessica Parker, Liam Cunningham y Jeffrey Wright
HBO
Actualizado 15/12/2016 20:01:25 CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

HBO España es una realidad. Y, para muestra, las estrellas que han traído de sus series para dar la bienvenida: Sarah Jessica Parker, la sempiterna Carrie Bradshaw de Sexo en Nueva York, que ahora se encuentra nominada a los Globos de Oro por su nueva serie, Divorse; Liam Cunningham, Ser Davos Seaworth en la ficción estrella, Juego de Tronos; y un habitual de la casa, Jeffrey Wright, que presentaba Westworld.

Westworld está llamada a ser la joya de la corona de HBO, y Jeffrey acepta el reto: "Llevo muchos años en HBO, y entre mi anterior serie, Boardwalk Empire, y ésta hay algo solapado: parece que estamos trabajando en una película".

Una idea que comparte Cunningham, que va más allá: "HBO y Juego de Tronos han cambiado la ficción cultural, no son condescendientes con su público, series como Sexo en Nueva York, y le dan a sus seguidores no lo que quieren sino lo que merecen. Nada de respuestas simplonas o fáciles de ver".

Sarah Jessica Parker, por su parte, se siente "privilegiada". "Cuando una pasa tiempo fuera de donde han nacido recuerdos especiales, cuando una vuelve a casa... soy afortunada porque me hayan permitido regresar. HBO es único para trabajar, no es convencional. Hay mucho músculo, mucha energía creativa", acentúa la actriz cuatro veces ganadora del Globo de Oro.

HBO, EL "HOGAR"

En el evento, la presentación de HBO España donde también han intervenido el consejero delegado de HBO, Richard Plepler, el director general de HBO Europa, Hervé Payan, y el consejero delegado de Vodafone TV, António Coimbra, Cunningham ha llegado a confirmar que sólo restan 13 capítulos de Juego de Tronos, siete de esta temporada y seis de la octava y última entrega de la ficción de HBO, que para el actor es sinónimo de "hogar".

Una última entrega que tendrá que usar de rebufo Westworld, el nuevo 'buque insignia' de HBO. "Es cierto, sabíamos que teníamos algo de mucha calidad y ahora estamos llegando a mucha gente, haciendo una serie compleja, rica, novedosa y que precisa de la inteligencia del espectador", asegura Wright, quien cree que "le público se ha dado cuenta" de todo ello.

"Queríamos sacar lo que llevábamos dentro", dice el actor, que interpreta a Bernard en la serie de Jonathan Nolan. "Ni queríamos hacer una réplica de Juego de Tronos porque sabemos lo que cuesta seguir sus pasos", ha agregado, para luego bromear sobre las posibilidades de la ficción de triunfar en los Globos de Oro.

Luego ha tomado el micro Pepler, el CEO de HBO, para dejar claro una máxima de la casa: "los guionistas son sagrados". "Recuerdo a los showrunners de estas series hablando de sus ideas y lo increíble era que las llevaban muy adentro de sí mismos. Somos un hogar para los talentos", ha aseverado.

Para finalizar, Sarah Jessica Parker le ha dado voz a la mujer recordando Sexo en Nueva York que, junto a Divorce, son las series que encabeza la actriz en el desembarco de la compañía. "En EE.UU., no sé si de igual forma en España, no había nada que reflejara a las mujeres, sus intereses. Gustaran más o menos, estas primeras series guionizadas por mujeres y para mujeres fueron abriendo camino", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies