Un hombre muere asesinado durante la celebración de una carrera de caballos, en 'C.S.I. Miami'

Tele 5
Actualizado 06/12/2009 21:02:07 CET

MADRID, 6 Dic. (OTR/PRESS) -

Tan sólo faltaban unos metros para que su caballo cruzara la línea de meta en primer lugar, cuando un disparo en la cabeza acabó con la vida de su propietario. Una exclusiva caja de bombones, dos copas de vino y una pistola son las principales evidencias con las que trabajarán los forenses, en el nuevo capítulo de 'C.S.I. Miami' que Telecinco emite este lunes, a partir de las 22.30 horas.

En el episodio, Robert Banyon observa desde su lujoso palco cómo Backdraft lidera la carrera de caballos, cuando un desconocido le dispara en la nuca. Calleigh y Delko procesan el lugar, donde encuentran una caja de trufas de chocolate de importación y dos copas de vino. Los bombones llevan a los forenses hasta Wayne Tully, que afirma que fue a ver a Banyon para pedirle que se convirtiera en su socio, propuesta que la víctima declinó.

En el hipódromo un oficial acompaña a Billy Gantry, un joven que llevaba consigo una tarjeta de Ryan Wolfe. Gantry confiesa a Horatio que su padre es amigo de Ryan y que el forense le prometió que le ayudaría a encontrar a su progenitor. Entretanto, Calleigh y Delko contactan con Terrance Chase, que trabajó para Banyon como mozo de cuadra. Poco después, los forenses localizan el arma utilizada para matar a Robert.

Posteriormente, Caine se presenta en la casa del padre de Billy, donde tiene lugar una pelea entre Mark Gantry, Ryan y Nicholas Brinks, miembro de una mafia rusa. Tras observar las pertenencias de Mark, Wolfe descubre que su amigo, quien le ayudó en el pasado a superar su adicción al juego, estuvo en el hipódromo el día anterior y consumió cocaína.

Por otra parte, Calleigh examina los binoculares que Banyon solía utilizar para seguir la carrera y observar cómo Colleen Flanagan, el jockey de Backdraft, empleaba un dispositivo para lanzar una descarga eléctrica al caballo y lograr así la victoria. Asimismo, Ryan informa a Duquesne que Gantry no consumió cocaína, sino que la utilizó para restregar la piel de Backdraft, ya que la droga aplicada de esta manera sobre el caballo ralentiza los movimientos del animal.