Jon Plazaola, flamante padre en la 4ª temporada de 'Allí Abajo': "Todo cambia cuando hay un bebé de por medio"

Allí abajo
ATRESMEDIA
Actualizado 28/03/2018 12:56:35 CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La gran novedad de la cuarta temporada de Allí Abajo, que Antena 3 estrena este lunes 2 de abril con un doble episodio, tiene nombre y apellidos: Laia Irazabalbeitia Almonte. La hija de Iñaki y Carmen llega para revolucionar los nuevos episodios de la que fue el pasado año la serie más vista. Y es que, tal y como reconoce su protagonista Jon Plazaola, "todo cambia cuando hay un bebé de por medio".

Si la tercera temporada terminó con una boda frustrada y un parto, la accidentada llegada al mundo de la pequeña Elaia, esta cuarta arranca con un bautizo que promete dar mucha guerra. Y esto solo es el principio ya que la llegada de un bebé "al pequeño micromundo de Allí Abajo" pondrá todo patas arriba.

"Ya se sabe que todo cambia cuando hay un bebé de por medio. Toda la gente cambia, se comportan de otra manera. Hay una vida nueva a la que dar la bienvenida", afirma Plazaola en una entrevista con Europa Press en la que también adelanta que las novedades para Carmen e Iñaki no tendrán que ver solo con el hecho de ser padres.

"La vida les separará no solo matrimonialmente, sino también físicamente desde el primer capítulo de esta temporada", anuncia el actor cuyo personaje volverá a comprar el Kaia mientras que Carmen se quedará en Sevilla como directora de la clínica Hispalis. Pero a pesar de la distancia, Plazaola asegura que "Carmen e Iñaki llevarán bien la separación" y aventura que serán "otros los factores" los que jueguen en su contra.

"La llegada de Laia será un elemento de unión, ya hay otros factores que separan a Carmen y a Iñaki. Y aunque estén a mucha distancia son conscientes de todo lo que han compartido hasta ese momento", revela el intérprete que promete que, "aunque no sabemos si pueden reverdecer viejos laureles", el público seguirá viendo "que cuando se miran todavía hay chispa. "Hay vida, hay recuerdos... y ahora hay una niña", subraya.

Echando un vistazo más global a lo que puede ofrecer la cuarta temporada de Allí Abajo, Plazaola reconoce que no son "una serie de dar grandes sorpresas" ya que cuentan con "un rumbo muy definido" por el que les va "muy bien". No le falta razón: la tercera temporada promedió una media de más de tres millones de espectadores casi un 20% de share.

"Como siempre va a haber muchos líos, muchos chistes, mucha diversión, muchos tópicos y no tópicos...", acierta a adelantar el protagonista de una ficción que se ha convertido, dice, "en una serie coral en la que todos los personajes han conseguido su pequeño sitio en el corazón de los espectadores". El público quiere saber más de cada uno de sus personajes y, revela Jon, "va a haber tramas de casi todos y vamos a descubrir facetas de algunos de ellos que no habíamos visto hasta ahora".

DISFRUTAR Y REÍR

Todo será en una cuarta temporada que el equipo afronta como "un regalo" que hay que disfrutar al máximo. "Ya hemos demostrado que la serie funciona y que a la gente le gusta, que está con nosotros. Esta cuarta temporada tenemos que tomarla como un regalo, como una oportunidad para seguir trabajando y disfrutando con lo que hacemos", proclama el protagonista de una ficción que también goza de éxito fuera de España.

No ven vano, esta cuarta temporada se estrenará el 17 de abril en el canal Atreseries Internacional para Latinoamérica. "Recibimos todos los días mensajes de Chile, Paraguay Estados Unidos, Colombia, Venezuela, México... de toda América. Sabemos que la serie tiene éxito allí. Eso es porque partiendo de tópicos españoles está hablando de la vida. Estamos contando una historia de amor de dos personajes con amigos y familia".

Y teniendo en cuenta como está el clima político y social, una serie como Allí abajo, que se ríe de las diferencias y contrastes de España como país, se antoja ahora más necesaria que nunca. Porque, argumenta Plazaola "no podemos dejar de reírnos y de celebrar la vida pase lo que pase a nuestro alrededor, aunque nuestras cabezas las ocupen los temas de actualidad social y política". "Riámonos y resolvamos los problemas con buen humor", sentencia.