Movistar+ analiza los abusos sexuales de Wenstein, este jueves

Film producer Harvey Weinstein attends the 2016 amfAR New York Gala at Cipriani
REUTERS / ANDREW KELLY
Actualizado 04/04/2018 16:29:09 CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Movistar+ estrena este jueves 5 de abril a las 22.00 horas 'Wenstein', un documental que repasa las acusaciones de abusos sexuales contra el productor más poderoso de Hollywood: Harvey Wenstein. Esta producción hace un recorrido por su mediática caída y sus esfuerzos por silenciar a sus víctimas a través de una compleja red de abogados, periodistas y detectives privados.

Desde que en el mes de octubre del año pasado salieran a la luz en varios medios de comunicación estaudonidenses las denuncias por acoso contra productor, son más de 80 mujeres en la industria del cine las que afirman haber tenido experiencias similares con Weinstein. El productor, en un principio, negó "cualquier relación no consentida".

¿Cómo consiguió el magnate silenciar todos estos casos durante décadas? El espectador conocerá algunos de los testimonios de las demandantes (actrices, modelos y colaboradoras) en un documental que repasa la trayectoria de Weinstein desde sus inicios como promotor musical al fulminante éxito de su productora Miramax Films.

En estas entrevistas desvelan la personalidad y el 'modus operandi' del productor que utilizo su posición de poder para abusar y silenciar a sus víctimas durante años. Weinstein construyó a su alrededor una compleja red de abogados, periodistas e incluso detectives privados para salvaguardar su imagen.

'Wenstein' cuenta con las declaraciones de las actrices Sean Young y Jessica Barth, las modelos Zoe Brock y Kadian Noble además de Zelda Perkins que fue asistente de Weinstein durante cuatro años y cuya demanda acabó cerrándose con una compensación económica y una estricta cláusula de confidencialidad.

Por su parte, Paul Webster, que fue director de producción en Miramax durante dos años, habla de su carácter tiránico y reconoce que al trabajar para Wenstein asumió que estaba haciendo "un pacto con el diablo".