Muere Tom Bosley, el sheriff de 'Se ha escrito un crimen'

El actor Tom Bosley
ABC
Actualizado 20/10/2010 13:26:38 CET

LOS ANGELES, 20 EEUU (Reuters/EP)

Tom Bosley, el actor que alcanzó fama mundial en la mítica serie 'Se ha escrito un crimen', falleció a los a los 83 años después de una larga batalla contra el cáncer pulmonar.

El actor murió en su casa en las afueras de Palm Springs, California, dijo su familia en un comunicado. Bosley nació en octubre de 1927 en Chicago y sirvió en la Armada de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. El comenzó su carrera en el escenario después de la guerra y trabajó en el teatro por más de una década antes de llegar a la televisión.

Los modales y aspecto corrientes de Bosley le ayudaron a forjarse una carrera en Hollywood como actor secundario y estrella invitada en muchas series de televisión populares en la década de los sesenta como 'Ruta 66', 'Dr. Kildare', 'Marcus Welby, M.D.' o 'Bonanza'.

Pero la popularidad en Estados Unidos le llegó en la serie de los setenta 'Días felices' interpretando al padre del protagonista de la serie, Richie Cunningham, quien era un adolescente que crecía en la década de los cincuenta.

La serie se emitió de 1974 a 1984, y fue un gran éxito que convirtió a Henry Winkler (Fonzie) en una gran estrella de Hollywood y provocó el éxito adulto de Ron Howard, que interpretaba a Richie y más tarde se convirtió en director de cine.

Winkler señaló en declaraciones a la radio de Los Angeles que el elenco y los técnicos eran "una familia" y que Bosley era "uno de los padres en el escenario". "Hablé con él hace pocas semanas, y él parecía estar recuperando su fuerza, parecía estar realmente bien", apuntó.

Howard dijo que fue un "gran padre y esposo, y un maravilloso artista que guió mediante el ejemplo, y nos hizo reír a todos mientras lo hacía".

Cuando terminó 'Días felices', Bosley volvió a trabajar como secundario en televisión, con papeles en series tan populares como 'Vacaciones en el mar' o 'Se ha escrito un crimen'. fue con ésta última con la que alcanzó fama mundial dando vida al sheriff Amosen.

Bosley deja a su esposa, Patricia Carr, una hija de su primer matrimonio y a sus nietos.