Telespectadores celebran que la justicia europea condene a España por rebasar el límite de publicidad

Actualizado 24/11/2011 20:33:18 CET

MADRID, 24 Nov. (OTR/PRESS) -

La Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) y la Agrupación de Telespectadores y Radioyentes (ATR) ha celebrado que la justicia europea haya condenado a España por no haber tomado medidas para evitar que las cadenas de televisión rebasen el límite de publicidad de 12 minutos por hora, que fija la legislación comunitaria.

En declaraciones a Europa Press, desde la AUC, Alejandro Perales, ha criticado la "abusiva" interpretación que ha realizado el Ministerio de Industria de la normativa española en materia audiovisual, al permitir la emisión de anuncios de televisión que no consideraba como publicidad.

"La letra de la ley era buena pero el espíritu era malo, un coladero que dejaba pasar anuncios como si fueran otras formas de publicidad. De hecho, incluso cuando se aprobó la Ley General Audiovisual en el propio preámbulo se señalaba que con la norma se iban a aclarar los conceptos de anuncios", agrega.

En un comunicado, señala que el incumplimiento de la directiva por parte de la administración es "aún más sangrante", si se tiene en cuenta que la ley española que incorporaba dicha directiva al ordenamiento jurídico español era, en realidad, "más restrictiva" que la propia norma europea en materia de cómputo y restricción del tiempo publicitario. En este sentido, la Asociación pide que se tenga en cuenta esta experiencia para evitar casos similares en el marco de la nueva Ley General de la Comunicación Audiovisual.

RADIOYENTES

Desde ATR, Mariano González, resalta que sentencias de este tipo reflejan lo que es una preocupación activa por los espectadores. "Es de agradecer que la Justicia sea segura, aunque lenta. Seis años es demasiado tiempo para ver restablecido un derecho, como para recibirlo con plena satisfacción porque, mientras tanto, lo usuarios de la televisión han debido soportar otros seis el martilleo de una actividad publicitaria desmedida", ha agregado.

La Agrupación de Telespectadores y Radioyentes se manifiesta a su vez "contraria" a la publicidad encubierta. En su opinión, está "muy bien" que se meta en el "mismo paquete" a los publirreportajes, las telepromociones, a los patrocinios de publicidad y a los microespacios publicitarios que a los anuncios publicitarios.

No obstante, les "queda la reserva" de no comprender por qué los jueces europeos actúan en defensa del consumidor cuando se trata de la publicidad en las televisiones de un país miembro de la UE, como España, y sin embargo no sean sensibles a los incumplimientos de la legislación, cuando se trata de proteger a los menores de edad frente a los contenidos inadecuados para ellos, en las franjas protegidas. "Quizás es que los españoles sólo gritamos contra ello en la sala de estar", concluye.