Cargando el vídeo....

Abogados de las víctimas de 'Nanysex' piden que sea internado en un centro psiquiátrico cuando cumpla condena

Actualizado 16/06/2008 16:47:11 CET

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los padres de los menores víctimas de Álvaro I.G., conocido como 'Nanysex' reclamaron que "recaiga todo el peso de la Ley" sobre el presunto pederasta y que se le interne en un centro psiquiátrico después de cumplir condena por los supuestos abusos cometidos a varios menores de edad entre 2002 y 2004.

Momentos antes que comenzase el juicio contra él en la Audiencia Provincial de Madrid, el abogado Manuel Maza, que representa a una de las madres de los niños víctimas del acusados, señaló a los periodistas congregados a las puertas de Audiencia que solicitará al tribunal que se aplique a 'Nanysex' y a los otros tres procesados la medida de seguridad de internamiento para que no salgan a la calle hasta que un equipo de forenses garantice que están en condiciones de adaptarse a la sociedad.

Maza describió las imágenes de los abusos de "aberrantes, horribles y lo peor que ha podido ver" en los años que ha ejercicio como abogado.

Además recordó que su clienta conoció los abusos que sufría su hijo, de un año de edad, al detectar que el menor utilizaba un vocabulario extraño. Gracias a ello, el pequeño a día de hoy no sufre secuelas derivadas de las agresiones. Esta mujer es una de las que mejor conoce a 'Nanysex', puesto que compartió piso con él en Collado Villalba después de que éste se ofreciera a cuidar a su hijo.

Mientras, el abogado José María Garzón solicitará a la Sección 23 de la Audiencia madrileña la misma medida cautelar para garantizar que no vuelvan a ocurrir estos hechos, que quedaron recogidos en unas imágenes que calificó de "brutales y aberrantes".

Nanysex' y los otros tres procesados fueron detenidos a mediados de mayo de 2005 en el marco de la 'operación Kora' contra una red de pederastia desarrollada en Murcia y Barcelona.

En el operativo policial se arrestó también a Eduardo S. M., de Lérida, José G. C., de Orense y Antonio O. M., de Murcia. Las investigaciones contra los pederastas se iniciaron después de que la Secretaría General de Interpol en Lyon alertase a la Policía del hallazgo de fotografías pornográficas con un bebé.

En el escrito de acusación, el fiscal solicita 39 años de prisión para Álvaro I.G. por diez delitos sexuales. Le acompañarán en el banquillo de los acusados Eduardo S.M., Antonio O.P. y José G.C., quienes se enfrentan a 13 años y medio, 10 años y 24 años de prisión, respectivamente, por varios delitos sexuales.

El Ministerio Público les acusa de abusos y no de agresiones sexuales al no ver en las fotografías y vídeos de pornografía infantil, con niños de uno y dos años, incluidos en la instrucción signos de "violencia o intimidación".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies