Aumenta el número de personas que buscan ayuda para dejar de fumar en el primer mes en vigor de la ley

 
Cargando el vídeo....

Aumenta el número de personas que buscan ayuda para dejar de fumar en el primer mes en vigor de la ley

Actualizado 01/02/2006 13:59:21 CET

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de tabaquismo de Neumomadrid, el doctor Carlos Andrés Jiménez Ruíz, destacó que desde hace un mes entrara en vigor la Ley Antitabaco ha aumentado el número de personas que acude a las unidades de tabaquismo a pedir ayuda para dejar de fumar, ya que "más gente ha decidido hacer un intento serio para abandonar el consumo de tabaco".

Explicó que, al no poder fumar en sus lugares de trabajo, muchos fumadores se han dado cuenta de que "no les resultaba tan difícil pasar tres, cuatro y ocho horas sin fumar".

En declaraciones a Europa Press Televisión, valoró "muy positivamente" este primer mes en vigor de la ley, ya que, desde las sociedades ciéntificas, se considera que ha servido para que "muchos españoles den su primer paso para hacer un serio intento de abandonar el tabaco", así como para que "muchos jóvenes no se inicien en su consumo".

En este sentido, celebró que la ley se está cumpliendo "perfectísimamente" en todas las empresas y en todos los espacios públicos. Añadió que lo único digno de resaltar es que la mayor parte de los bares y restaurantes de menos de 100 metros cuadrados hayan elegido permitir el consumo de tabaco.

Con respecto al impacto de la ley en el consumo por parte de menores, subrayó que "el simple mes que lleva en marcha ha servido y esta sirviendo para que muchos jóvenes de entre 13 y 14 años de edad no estén iniciándose en el consumo del cigarrillo".

En su opinión, se debe a que esta ley "va perfectamente dirigida a controlar la publicidad y a disminuir la accesibilidad al tabaco", dos aspectos que inciden muy positivamente en hacer que los jovenes no se inicien en este hábito.

Asimismo, explicó que el perfil de la persona que busca ayuda profesional para abandonar este hábito es el de un varón de entre 30 y 50 años, que lleva consumiendo cigarrillos alrededor de 20 o 25 años, que fuma más de un paquete al día y que ya lo había intentado en otras ocasiones pero había tenido dificultades para conseguirlo. "Ahora con esta nueva ley ven que es el marco ideal para hacer un nuevo y serio intento de abandonar el tabaco", apuntó. Jímenez reconoció que ha habido un "lígero incremento" en el número de estos fumadores que piden ayuda profesional para dejar de fumar, pero aclaró que esto "no ha supuesto un impacto muy importante al sistema sanitario español".

Así, defendió que las consultas de atención primaria y las consultas de neumología de los distintos hospitales españoles "tienen profesionales que están perfectamente preparados para atender a los fumadores que acuden pidiendo ayuda". En este sentido, comentó que los tratamientos que se están utilizando para abandonar el tabaco son "la terapia sustitutiva con nicotina (chicles y parches fundamentalmente) y las pastillas de Bupropion".

Remarcó que sólo deben ser utilizados estos tratamientos porque "son los únicos que científicamente han demostrado ser eficaces y seguros para ayudar a los fumadores a dejar de fumar".

Por último, añadió que si estos tratamientos hubieran estado financiados por la ley, se habría facilitado el proceso de abandono de muchos fumadores, aunque reconoció que no habría servido para que "más fumadores lo intentaran".

Incidió en que quien quiere abandonar el tabaco "lo va a intentar esté o no esté financiado", e insistió en que financiando el tratamiento se conseguiría "un cumplimiento más exhaustivo y adecuado del tratamiento" provocando así "una mayor eficacia".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies