Cargando el vídeo....

Carme Chacón cree que el PP puede acabar siendo una fuerza "marginal" en el País Vasco y en Cataluña

Actualizado 11/03/2008 16:01:35 CET

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Vivienda y candidata del PSOE por Barcelona, Carme Chacón, explicó hoy que el "enfrentamiento territorial" que el Partido Popular ha protagonizado durante esta legislatura ha motivado que el PP "acabe siendo una fuerza marginal" en el País Vasco y en Cataluña.

En una entrevista en Punto Radio recogida por Europa Press Televisión, Chacón sostuvo que la "actitud" del PP ha dañado la "convivencia" del país ya que ha pretendido "sacar votos" a base de "atizar y alimentar el odio hacia ciudadanos de Euskadi y Cataluña".

En este sentido, Chacón expuso que el PSOE necesita a "este o a otro" Partido Popular para los "asuntos básicos" como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) o el Tribunal Constitucional (TC). La titular de Vivienda considera que el PP "ha jugado a todo" para que el CGPJ y el TC estén en "tela de juicio".

Preguntada por si "volverán a negociar con ETA", la cabeza de lista del PSOE en Barcelona contestó que el Pacto Antiterrorista "existe" para "apartar" el terrorismo de la contienda electoral y el PP ha decidido usarlo como "caballo de batalla" desde el primer día para "tumbar" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Por otro lado, Chacón insistió en que "todos" los presidentes del Gobierno han explorado "la posibilidad de paz" con la banda terrorista ETA y que nunca "fue un error" sino "su obligación".

Chacón recordó el último atentado de ETA que se cobró la vida del ex edil de Mondragón Isaías Carrasco como el "zarpazo del terrorismo" y sintió que la "izquierda abertzale" no haya sido capaz "aún" de "condenar" el acto.

Sobre el Estatuto Catalán, Chacón se cuestionó "cómo es posible" que los 'populares' hayan votado los "veinte mismos artículos" del Estatuto Andaluz, por "petición directa de Javier Arenas", y se hayan negado a hacerlo en Cataluña.

Según Chacón, se debe a una estrategia política y a un "modelo de confrontación y de crispación" que también ha alimentado el "odio" por parte del resto de españoles hacia una Cataluña "que trabaja por la concordia".



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies