Cargando el vídeo....

Una exposición de 48 lienzos muestra el "otro mar" que pintó Sorolla

Actualizado 11/03/2008 15:58:26 CET

VALLADOLID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La sala de La Pasión de Valladolid acoge una exposición con 48 lienzos que muestran la parte de la obra menos conocida de Joaquín Sorolla, el "otro mar" que plasmó el pintor valenciano, los paisajes de Castilla, durante sus diversas visitas a las "dos mesetas".

Se trata de una exposición inédita ya que permite conocer "el otro mar" que pintó Sorolla y que no es el mar Mediterráneo por el que es mundialmente conocido, sino el mar interior, el mar de la península. "Es una muestra diferente a lo que nos tiene acostumbrados Sorolla, alejado de la luminosidad y playas del Mediterráneo", afirmó Eusebio Redondo, un visitante de la exposición.

La presencia de Castilla en la obra de Sorolla comenzó en 1906, atraído por las poesías de la Generación del 98, especialmente por la influencia de Azorín. A comienzos de siglo, visita Segovia donde "tuvo mala suerte" ya que se encontró con días lluviosos y grises de ahí que las obras que realizó en esos momentos sean "paisajes tristes".

Tras Segovia, Sorolla visitó Toledo, donde encontró días más soleados aunque volvió a Segovia en 1907, concretamente a La Granja de San Ildefonso, tras recibir el encargo de los Reyes de España de realizar varios retratos de la familia real. Su estancia en La Granja le permite descubrir los jardines que comenzarían a aparecer en sus obras, frente al paisaje que está presente en los lienzos del valenciano desde 1900.

Hasta 1910 Castilla no volverá a las obras de Sorolla, cuando en marzo de dicho año, tras una intensa campaña en Andalucía, el pintor recala en Ávila y posteriormente en Burgos, donde realizó varias obras que se pueden contemplar en esta exposición.

A finales de 1911 recibe el encargo de la Hispanic Society of America para realizar una decoración sobre las provincias de España, lo que permite que Joaquín Sorolla vuelva a Ávila y a Salamanca, donde sintió un gran interés por pintar a las gentes de la sierra salmantina.

"Es una exposición lejos de la luz", resaltó María Luisa Codesal, quién mostró su asombro ante la muestra porque se descubre una parte desconocida y alejada que se tiene del autor. Asimismo, una turista que visitaba la capital vallisoletana, María Teresa García, destacó que es "una grata sorpresa" pasear por la ciudad y encontrarse una exposición así.

En definitiva, esta muestra acerca los lugares en los que Sorolla encontró refugio para su talento y ofrece una visión distinta y no acostumbrada del pintor con los paisajes de Castilla y sus gentes como protagonistas.

Finalmente, la muestra organizada por Caja Castilla la Mancha en colaboración con el Ministerio de Cultura ya ha recorrido las capitales de provincia manchegas así y permanecerá en Valladolid hasta el próximo 12 de abril.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies