Vídeo

Cargando el vídeo....
Publicado 02/11/2007 16:44:14CET

Gallardón opina que los poderes políticos y administrativos tienen que "acatar" y "respetar" la sentencia del 11-M

MADRID, 02 (EUROPA PRESS) El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, opinó hoy que los poderes políticos y administrativos deberían no sólo "acatar" la sentencia dictada por el Poder Judicial con respecto a los atentados del 11-M que se produjo el pasado miércoles, sino además "respetarla". En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, Gallardón recordó que ya manifestó su opinión al respecto el pasado día 31, cuando se conoció el fallo judicial, y añadió que lo que deberían hacer todos en un Estado de Derecho es "cada uno asumir y respetar las responsabilidades de los distintos poderes del Estado". "En una sociedad democrática y un Estado de Derecho como es el nuestro las sentencias las dictan y las hacen ejecutar los tribunales de Justicia, y los poderes administrativos y políticos lo que tenemos es, al margen de la obligación legal de acatarlas, mantener además el máximo respeto al trabajo que ha sido realizado por los jueces", puntualizó el primer edil. Por otra parte, Gallardón alabó la actuación judicial, ya que consideró que "el hecho de que se haya producido un juicio con todas las garantías y que ese juicio hay concluido en una sentencia, en sí mismo es la constatación de que España es una democracia plenamente consolidada" "El hecho mismo de que se haya producido la sentencia del 11-M es, desde mi punto de vista, la constatación clara de que vivimos en una sociedad profundamente enraizada con el Estado de Derecho, en una democracia avanzada que ha sido capaz de dar la respuesta judicial al más tremendo y doloroso atentado que jamás ha tenido la ciudad de Madrid", subrayó el regidor de la capital. Además, desde el punto de vista de Ruiz-Gallardón, la respuesta judicial se ha dado "desde la serenidad y la firmeza, lo que es una magnífica noticia para todos los españoles". El alcalde de Madrid tuvo una palabra para las víctimas del atentado, "los protagonistas fundamentales del 11-M". "Las personas que murieron, sus familiares, aquellos a los que se les impidió desarrollar sus proyectos vitales como consecuencia de las heridas y las secuelas resultantes del propio atentado, al margen de sus coincidencias o sus discrepancias con los contenidos de la sentencia, como siempre ocurre y es lógico y normal que así sea, han visto que hay una respuesta por parte de la sociedad, identificada en este caso por el Poder Judicial, al brutal atentado del que fueron objeto", concluyó. Por otra parte, Alberto Ruiz-Gallardón, aplaudió la decisión de la Comunidad de Madrid de enviar agentes forestales a vigilar la Cañada Real Galiana para que no se produzcan nuevos asentamientos, y se mostró optimista ante la futura composición de una Comisión permanente con los ayuntamientos afectados y la Delegación del Gobierno para tratar este problema. Gallardón calificó de "muy positivo este primer paso que la Administración autonómica da en la dirección adecuada". "Hemos dicho muchas veces que en la Cañada tenemos que actuar las tres administraciones conjuntamente ya que cada una tenemos unas funciones que realizar", explicó el regidor. Para coordinar todas estas responsabilidades, Gallardón y el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, otro de los cinco municipios afectados por la situación, solicitaron a la Comunidad de Madrid la formación de una Comisión permanente, presidida por el Ejecutivo regional, y con representantes de los cinco ayuntamientos y de la Delegación del Gobierno para "abordar todos y cada uno de los problemas que tiene la Cañada Real desde una visión conjunta y compartida, y asumiendo cada Administración las responsabilidades que le corresponden en función de sus competencias", subrayó el primer edil. Así, los consistorios son responsables de todo lo relacionado con el Urbanismo; la Delegación del Gobierno, del orden público; y la Comunidad de Madrid "es la propietaria del suelo y quien tiene que velar por que una vía pecuaria no sea utilizada para realizar edificaciones, que son absolutamente incompatibles con el uso que una cañada tiene que tener", puntualizó Gallardón. "Además de eso, hay actuaciones sociales, educativas y de realojo, entre otras, que tenemos que hacer conjuntamente. Y por eso, este paso que ha dado la Comunidad de Madrid, y me consta que la Delegación del Gobierno lo está dando en el mismo sentido, me parece muy positivo", concluyó el alcalde.

Vídeos destacados