Cargando el vídeo....

Un grupo de 20 jóvenes con discapacidad practica deportes de aventura en un campamento de la sierra madrileña

Actualizado 24/07/2006 17:59:51 CET

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de 20 jóvenes con discapacidad que provienen de diferentes partes de España tendrá la oportunidad de practicar, hasta el próximo viernes, deportes de aventura que habitualmente no están a su alcance, en un campamento ubicado en la sierra de Madrid.

En declaraciones a Europa Press Televisión, la Coordinadora de Programas Deportivos de la Fundación Deporte y Aventura, Carolina Hidalgo, encargada de organizar el campamento, explicó hoy que "durante 8 días, los chicos no paran de hacer actividades", desde que se levantan hasta que se acuestan, "sobre todo, actividades deportivas", apuntó.

En el campamento, ubicado en la localidad de Bustarviejo, los participantes combinan deportes como la tirolina, el tiro con arco, la escalada, el piragüismo o la hípica con "actividades medioambientales", con el objetivo último de conseguir "la integración social de las personas con discapacidad", señaló Hidalgo.

"Que los chicos puedan relacionarse con otros chicos con o sin discapacidad, y si de aquí sale un grupito de amigos, mejor que mejor", afirmó Hidalgo. Con esa idea empezaron a organizar, desde hace tres años, este campamento del que también se benefician los padres. Según explicó, también quieren que las familias de estos chicos tengan "un respiro" y puedan descansar.

Las actividades que organizan son "a nivel nacional", por eso, los 20 participantes y los 11 voluntarios que los acompañan vienen de toda España. "Aquí tenemos chavales que vienen de Cádiz, Barcelona, Cuenca, Madrid, Huesca, incluso de Bilbao. Tenemos un poco de todo", indicó Hidalgo.

Precisamente de la capital vicaína llegó Idurre, una chica de 15 años con una lesión medular. La joven se mostró encantada con el campamento porque, según afirmó, le gusta el deporte y "hacer nuevos amigos".

Otro que también se lo está pasando en grande es Sergio, un barcelonés de 33 años y con síndrome de Down. "Todo esto es muy bonito, me gusta mucho y estoy muy contento con todos los amigos y nuevos compañeros", comentó.

Por su parte, Aída, una madrileña de 10 años con retraso psicomotor señaló que, a pesar de llevar sólo dos días, le gustaría estar más tiempo, "pero no se puede", lamentó. Por eso, espera "repetir el año que viene".

Entre las actividades favoritas de los participantes hay una que se repite: la piscina. "Es la actividad estrella", indicó Hidalgo. Sergio, comparte su opinión. "A mi me gusta la piscina, hago mucho deporte", afirmó. Por su parte, la tirolina, es la favorita de Aída y "una de las que más les gusta", señaló Hidalgo.

Junto con los chicos, además de los monitores, 11 voluntarios participan en el campamento acompañándolos todo el día. Entre ellos Ángel, un joven onubense, al que llamó la atención "el tipo de actividades que se desarrollaban". Tiene experiencia; hace dos años que empezó a hacer voluntariado con discapacitados psíquicos, sin embargo, hasta ahora no había desarrollado actividades deportivas con ellos. Le "motivaba mucho" que se realizasen actividades que "a priori se puede pensar que no pueden llever a cabo", señaló.

A pesar de llevar poco tiempo, afirmó que "sí se están cumpliendo" sus expectativas. Para él, "lo más gratificante es conocerlos más allá de su discapacidad" y darse cuenta "no de sus limitaciones, sino de todo de lo que son capaces, y todo lo que te pueden enseñar". "Es mi mayor motivación para estar con ellos", conluyó.

Asimismo, Carolina Hidalgo indicó que el campamento va "cada vez mejor". Recordó que cuando empezaron, hace tres años, "la gente no lo conocía", pero ahora tienen una lista de espera "bastante importante". "Empezamos con dos campamentos y este año vamos realizar tres campamentos de una semana de duración y dos de fin de semana", señaló. Confesó que todos los años tienen que "aumentar el número de esta actividad para poder dar acogida a todos los participantes que se apuntan". La tarea no es fácil, pero decenas de chavales y sus familias agradecerán, a buen seguro, el esfuerzo.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies