Hamás arrasa en las legislativas palestinas y tendrá mayoría absoluta en el Parlamento

 
Cargando el vídeo....

Hamás arrasa en las legislativas palestinas y tendrá mayoría absoluta en el Parlamento

Actualizado 27/01/2006 13:22:52 CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El resultado pone fin a la hegemonía de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), el núcleo de Al Fatá y, con toda probabilidad, colocará en el Gobierno de la Autoridad Palestina a un grupo responsable de decenas de atentados y cuyo nombre figura en las listas terroristas de la UE y Estados Unidos.

Nada más conocerse el resultado oficial de las elecciones, el cabeza de lista de Hamás, Ismail Haniyeh, telefoneó al presidente palestino, Mahmud Abbas, para mostrarle su disposición a cooperar políticamente.

Según un comunicado de la organización, su líder, Jaled Mashal, que vive en Damasco, ha comunicado a Abbas esta actitud. No obstante, está por ver la respuesta de los dirigentes de Al Fatá que, en contra de lo que apuntaban las encuestas preelectorales, se verán obligados a abandonar el poder.

De hecho, el primer ministro palestino, Ahmed Qorei, ni siquiera concurría a las elecciones, dando por sentado que sería nombrado primer ministro de nuevo. Nada más conocerse las primeras filtraciones, Qorei anunció su dimisión y la de todo su equipo.

El negociador palestino en el proceso de paz, Saeb Erekat, aseguraba por la mañana Abbas encargaría a Hamás la formación del nuevo gobierno y que su partido, Al Fatá, ejercerá la "leal oposición". "Al Fatá no se unirá al gobierno, seremos una leal oposición y reconstruiremos el partido", añadió. Aunque otros altos responsables han descartado también la coalición, el también veterano Nabil Shaath afirmó que la formación tomaría una decisión más adelante.

La victoria de Hamás fue celebrada hoy por sus partidarios. Aun antes de conocerse las cifras definitivas, unos 3.000 manifestantes vitorearon a los militantes que lograron colocar una bandera de la formación en lo alto del Parlamento palestino, tras un enfrentamiento a pedradas con seguidores de Al Fatá.

Hamás ha capitalizado el descontento de los palestinos por la pésima situación económica y la corrupción en las filas de Al Fatá y la Autoridad Palestina. De hecho, su campaña se ha concentrado en la política doméstica y no en el proceso de paz con Israel. Hamás no reconoce al Estado de Israel y, de hecho, tiene como objetivo declarado su destrucción.

No obstante, los candidatos del grupo han obviado este tema en la campaña electoral. Además, el líder de Hamás en la franja de Gaza, Mahmud Zahar, afirmó hoy que su grupo está dispuesto a mantener el alto el fuego con Israel acordado en febrero de 2005 si Israel hace lo mismo, pero que el movimiento radical islámico responderá a los ataques israelíes. "Si van a seguir comprometidos a lo que se ha dado en llamar calma, entonces seguiremos (comprometidos)", declaró en una entrevista a concedida a APTN. "Pero si no, entonces pienso que no tendremos otra opción que proteger a nuestro pueblo y nuestra tierra", añadió.

Preguntado sobre si un gobierno palestino liderado por Hamás emprendería negociaciones de paz con Israel, Zahar replicó que en los últimos años, sin Hamás en el poder político, no ha habido avances hacia la paz. "No tenemos proceso de paz.

No vamos a confundir a nuestro pueblo y a decirles que estamos esperando, reuniéndonos, para un proceso de paz que no es nada", manifestó. Zahar dijo además que aunque altos responsables de Hamás, muchos de los cuales se encuentran en Gaza, no puedan cruzar las fronteras israelíes hasta llegar a Cisjordania y a la sede del gobierno en Ramala, ello no les impedirá participar en el proceso de toma de decisiones, como sucede ahora con diputados del Parlamento saliente que han tenido que vivir la misma situación. "Estamos dirigiendo una administración por videoconferencia y vamos a continuar esta política", afirmó.

El responsable de Hamás anunció una reforma completa de los servicios públicos y la administración de la Autoridad Palestina. "Vamos a cambiar todos los aspectos, en lo relativo a la economía, a la industria, la agricultura, la ayuda social, la salud, la administración y la educación", aseguró. Hamás ganó sobre todo en las elecciones por distrito --por las que se elegía la mitad del Parlamento-- pero también en el escrutinio nacional. Así, personalidades de Al Fatá como Jibril Rajub, antiguo jefe de la seguridad en Cisjordania, no logró el escaño al que aspiraba en Hebrón, donde Hamás se hizo con los nueve escaños en juego.

En cambio, el hombre fuerte de Hamás en Gaza, Mohamed Dahlan, obtuvo el único de los cinco escaños de Jan Yunes, en la franja de Gaza, que no fue para Hamás. Dahlan ha abanderado el descontento de los jóvenes de Al Fatá contra la corrupción de la vieja guardia, al igual que Marwan Barghuti, encarcelado en Israel y condenado a cadena perpetua por cinco asesinatos. Barghuti, cabeza de lista de Al Fatá, también tiene su escaño en el Parlamento, aunque Israel no piensa excarcelarle.

El resultado electoral fue recibido con gravedad en Israel, que desde un principio no quiso permitir al grupo su participación electoral. La ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, pidió a la UE que no trate con un gobierno liderado por terroristas.

El partido, recién abandonado por el primer ministro Ariel Sharon, que se encuentra en estado vegetativo desde el 4 de enero, afirmó hoy que la victoria de Hamás es "resultado directo" de la retirada de la franja de Gaza.

La retirada de Gaza fue el desencadenante de la ruptura de Sharon con su partido y la fundación del Kadima. "El plan de Kadima y los laboristas en favor de una retirada unilateral refleja una absoluta ceguera ante la realidad", señaló Netanyahu. "(El primer ministro israelí, Ehud) Olmert y Kadima están instaurando un Estado terrorista dirigido por Hamás, que será un filial de Irán, a solo unos pocos kilómetros de centros de población iraníes", añadió. "Hoy ha quedado claro que cuando Israel huye, Hamás crece", declaró el diputado Gideon Saar, del Likud, citado por la radio pública israelí.

El presidente de Israel, Moshé Katsav, advirtió de que sólo será posible alcanzar la paz si Hamás reconoce el derecho del Estado de Israel a existir. "Hamás dará una imagen de paz si reconoce el derecho de Israel a existir y si desiste del terrorismo", declaró el presidente israelí al diario 'Yediot Ahronot'". "Sólo entonces seremos capaces de avanzar hacia la paz", añadió.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies