Cargando el vídeo....

Interior confirma que los etarras que abandonaron el coche con explosivos en Huelva integraban un comando

Actualizado 22/06/2007 19:29:30 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los etarras que ayer abandonaron un coche cargado de explosivos cerca de la localidad onubense de Ayamonte formaban un comando de la banda terrorista. Esta es, al menos, la premisa con la que trabaja el Ministerio de Interior, según informó hoy el propio Alfredo Pérez Rubalcaba, que también señaló que, en su huída, los etarras, al parecer dos, dejaron "pistas". Y vaya que si lo hicieron, ya que dentro del vehículo abandonado en la cuneta de la salida 129 de la A-49 la Guardia Civil encontró dos maletas y un ordenador portátil, que ya han sido enviados a Madrid para ser analizados.

Antes de subir al avión que le esperaba para llevarle a Senegal, donde realizará una visita oficial junto al titular de Trabajo, Jesús Caldera, el ministro del Interior reiteró la felicitación a la Guardia Civil y a las Fuerzas de Seguridad ya que "la hipótesis más verosímil es que la presión policial, en concreto el control que la Guardia Civil tenía puesto junto con la Policía portuguesa" fue lo que hizo "huir despavoridamente a los integrantes de lo que se supone era un comando" y, por tanto la presencia policial es la que "ha evitado atentados".

Rubalcaba quiso aprovechar la ocasión para hacer un repaso a los últimos policiales a ETA, y así recordó cómo en noviembre se "descabezó" el aparato logístico, al mes siguiente cayó el 'comando Vizcaya' y en marzo el 'Guipúzcoa'. Además "se abortó la entrada de un supuesto comando que iba a entrar a España, se detuvo en Francia a tres presuntos miembros de un comando". "ETA tiene 98 presuntos militantes menos de los que tenía", apuntó el máximo responsable de Interior que también mencionó las detenciones de los últimos días, tres después de la tegua, dos en Canadá y otra tercero en México.

"Estos son los datos, el resto son especulaciones", sentenció Rubalcaba que ya centrado en la operación de ayer señaló que, además de "una cantidad respetable de explosivos", en referencia a los 130 kilos hallados en el interior del coche, los terroristas dejaron "sin duda" pistas al huir "despavoridamente". Sobre los posibles objetivos de los terroristas, Rubalcaba dijo que quería evitar especulaciones y añadió que ETA "siempre quiere atentar".

Y las pistas, a las que se refiere Rubalcaba son las dos maletas y, sobre todo, ordenador portátil que los etarras, dos según apuntó el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, dejaron en su huída. Estos objetos son los únicos encontrados en Ford Focus abandonado por los periodistas que no fueron expuestos hoy. Sí se pudieron ver los 115 kilogramos de nitrato amónico, los 14,5 kilogramos de aluminio en polvo, diez temporizadores, un emisor/receptor de mando a distancia, un cordón detonante, ocho detonadores eléctricos, una garrafa que contenía parte de los explosivos, cuatro pilas y una pistola de silicona.

También se habla de que los terroristas podrían haber dejado un mapa de Andalucía, un extremo que no quiso ser confirmado por el delegado de Gobierno de Andalucía, Juan José López Garzón, que señaló que la preservación de ciertos detalles de la investigación para que "sea lo más efectiva posible".

Además del análisis concienzudo de todo lo encontrado en el coche, y del propio vehículo, la Guardia Civil de Huelva mantiene los controles en la A-49 tanto en sentido Sevilla como sentido Portugal. "Están abiertas todas las hipótesis en la investigación, de forma que se bajara que el coche se dirigiese a Portugal o que procediese del país luso", apuntó López Garzón. Esta última hipótesis es la más probable, ya que el coche fue alquilado hace pocos días en Lisboa.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies