Israel ataca un autobús con evacuados y causa 3 muertos, elevando la cifra de víctimas a 375

 
Cargando el vídeo....

Israel ataca un autobús con evacuados y causa 3 muertos, elevando la cifra de víctimas a 375

Actualizado 24/07/2006 14:22:50 CET

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La operación militar israelí sobre Líbano con objeto de debilitar a las milicias chiíes de Hezbolá, ha continuado este fin de semana, aunque la aviación israelí falló en uno de sus objetivos y bombardeó a un autobús que transportaba a evacuados, matando a tres personas, mientras el ministro de Defensa israelí, Amir Peretz declaraba que su país estaría dispuesto a aceptar una misión de paz internacional, preferiblemente liderada por la OTAN, que se desplegase en la frontera libanesa para tratar de mantener a Hezbolá alejado del estado hebreo.

El autobús atacado transportaba a 16 personas que huían de la aldea de Tairi y se dirigían al puerto de Tiro. Un misil que alcanzó el autobús cerca de la aldea de Yaatar mató a tres personas e hirió a todas las demás, que fueron transportadas a hospitales de Tiro, dijeron fuentes oficiales.

Con estas víctimas al menos son 375 las muertes causadas por ataques israelíes en los últimos 12 días, según el recuento oficial de las autoridades libanesas. Los muertos israelíes son 36, de los cuales 17 son personas alcanzadas por cohetes de Hezbolá y 19 son soldados muertos en combate. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) cifró hoy en 600.000 las personas desplazadas por el conflicto.

Además, Israel atacó hoy el puerto sureño de Sidón por primera vez en esta campaña, donde destruyó un centro religioso vinculado a Hezbolá e hirió a cuatro personas. Más de 35.000 personas que huían hacia el norte se encuentran en esta ciudad.

El Ejército hebreo también bombardeó una fábrica textil en la ciudad fronteriza de Al Manara, con un saldo de un muerto y dos heridos, confirmó el alcalde.

El ataque israelí en el sur además provocó la primera víctima entre los periodistas que cubren los combates. Layal Nejib, una jovende 23 años, y fotógrafa de la revista libanesa 'Al Jaras', murió cuando un proyectil israelí cayó cerca del taxi en que viajaba en la población fronteriza de Qana, según han manifestado fuentes de la seguridad.

Mientras tanto, Hezbolá ha continuado respondiendo a los ataques con el lanzamiento de una batería de al menos 93 misiles a ciudades israelíes, que este domingo causaron dos muertos en la ciudad de Haifa, tercera del Estado hebreo.

Además un miembro italiano del equipo de observadores de la ONU en el sur del Líbano resultó gravemente herido por el fuego de los milicianos en la frontera. El Estado Mayor italiano confirmó que el observador herido, Roberto Punzo, fue trasladado en un helicóptero israelí a un hospital en Haifa.

En Haifa, dos personas murieron a causa de los misiles de Hezbolá y al menos 15 personas han resultado heridas, una de ellas de gravedad.

Mientras las operaciones militares continúan su curso, el ministro de Defensa israelí, Amir Peretz ha dicho al Gabinete, que la ofensiva en curso no es una invasión sino una serie de incursiones limitadas en la zona con objeto de debilitar a Hezbolá y ha asegurado que Israel aceptaría una fuerza internacional temporal, encabezada preferiblemente por la OTAN, en la frontera libanesa para mantener alejadas a las guerrillas Hezbolá y controlar el tráfico de armas, según informaron fuentes de la oficina de Peretz.

"La operación terrestre del Ejército en Líbano está centrada en incursiones limitadas, y no estamos hablando de una invasión a Líbano. Estamos comenzando a ver los éxitos del Ejército contra Hezbolá", declaró el ministro de Defensa al Gabinete israelí.

Además, el secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland, ha iniciado una primera inspección de las zonas afectadas y destruidas por la ofensiva aérea israelí en el sur de Beirut y ha hecho una vez más un llamamiento al fin de la violencia en el inicio de su misión de ayuda humanitaria a Líbano.

Caminando entre toneladas de escombros que han dejado los incesantes bombardeos en el área, hizo hincapié en la necesidad de detener las hostilidades. "Si esto continúa, habrá más y más civiles heridos", señaló a los periodistas.

Los esfuerzos diplomáticos para tratar de poner fin a la crisis continuaron hoy en Israel, donde el primer ministro israelí, Ehud Olmert, recibió al ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, que se encuentra visitando Oriente Próximo.

Olmert agradeció a Steinmeier el apoyo de Alemania a Israel durante la crisis y señaló que "actuaremos en conjunto para hallar una solución que ponga fin al terror en esta parte del mundo que causan Hezbolá y sus protectores, conspiradores y patrocinadores, que son Irán y Siria".

Por su parte, el ministro alemán expresó al primer ministro israelí su preocupación por el alto número de víctimas civiles que se han producido tras 12 días de ofensiva israelí en Líbano y reiteró que la comunidad internacional debe encontrar una vía para poner fin al conflicto.

Por otro lado, Irán, uno de los dos países, junto con Siria, acusados por Estados Unido e Israel de ser los responsables últimos del estallido de violencia por su apoyo a Hezbolá, continuó advirtiendo a Israel de los peligro de su intervención por tierra en Líbano.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad ha afirmado que Israel "ha pulsado el botón de su autodestrucción" lanzando la ofensiva militar. Aunque no ofreció detalles, sugirió que las naciones islámicas y otros países podrían en cierto sentido aislar a Israel y a sus principales aliados, liderados por Estados Unidos.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies