La Junta Directiva del PP vasco decide con 28 votos a favor y 32 abstenciones adelantar el congreso regional

 
Cargando el vídeo....

La Junta Directiva del PP vasco decide con 28 votos a favor y 32 abstenciones adelantar el congreso regional

Actualizado 20/05/2008 18:53:25 CET

SAN SEBASTIAN, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Junta Directiva Regional del PP del País Vasco acordó, por 28 votos a favor, 32 abstenciones y un voto en contra, adelantar al mes de julio el congreso regional del partido, respaldando así la propuesta de su presidenta, María San Gil, quien no aclaró si se presentará a la reelección.

Reunida en la sede del partido en San Sebastián por espacio de cuatro horas, el acuerdo de la Junta Directiva del PP vasco deberá ahora ser ratificada por el Comité Ejecutivo Nacional y, de ser así, el congreso vasco se celebrará los próximos días 18 y 19 de julio.

La reunión empezó a las siete de la tarde y media hora después el primero en abandonar la misma fue el ex presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, quien antes del encuentro manifestó su apoyo a la actual presidenta de los populares en Euskadi, María San Gil, a la que consideró "referente nacional para todo el PP, desde el primero al último" y lamentó que "algunos han intentado que María San Gil pase de Juana de Arco a Juana La loca y eso no funciona así".

Una hora después dejaba la Junta el ex diputado general de Alava, Ramón Rabanera, quien alegaba asuntos que atender a primera hora de la mañana en Vitoria y adelantaba que la reunión iba "para largo", como así ocurrió terminando ésta pasadas las once de la noche.

Una vez finalizada la reunión, el portavoz parlamentario del PP vasco, Leopoldo Barreda, señalaba el adelanto del congreso regional y reconocía que había sido un encuentro "tenso".

Por su parte, el ex alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, afirmaba que la Junta directiva había tenido un tono "cordial" y destacó lo "positivo" de celebrar un encuentro que "era necesario". Asimismo, apuntó que hubo más de 40 intervenciones de los miembros de la junta directiva, cada uno exponiendo sus posiciones en un "tono amable", y agregó que no hubo "ni una palabra más alta que otra".

Finalmente, reconoció que el PP vasco está "muy preocupado" por cómo está el partido. "Estamos trabajando por recobrar la unidad, trabajaremos para recuperar la unidad y apoyar a María San Gil para que siga al frente del partido en el País Vasco". Sin embargo, indicó que la presidenta no confirmó que vaya a presentar su candidatura a la reelección.

María San Gil permaneció en la sede de San Sebastián media hora más, reunida con compañeros del partido, y abandonó el lugar sin hacer declaraciones a los numerosos medios que la esperaban.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies