Vídeo

Cargando el vídeo....
Publicado 02/11/2007 13:11:31CET

Los meteorólogos estadounidenses clasifican a 'Noel' como huracán

NASSAU (BAHAMAS), 2 (EP/AP) Los meteorólogos estadounidenses clasificaron hoy a 'Noel' como un huracán de categoría 1 a medida que se alejaba de las islas Bahamas hacia el Atlántico, con vientos sostenidos máximos de casi 121 kilómetros por hora, y dejando a su paso unos 108 muertos en el Caribe. Como tormenta tropical, 'Noel' pasó hoy por las Bahamas y Cuba mientras los servicios de rescate de República Dominicana continuaban trabajando en botes y helicópteros para llegar a las decenas de comunidades aisladas por las inundaciones y los corrimientos de tierra. El numero de víctimas, que ya asciende a 108, ha convertido a Noel en la tormenta más mortífera de la temporada en el Caribe, superando los 101 muertos causados en septiembre por el huracán Félix, de categoría cinco, en Honduras y Nicaragua. A la 1 de la madrugada, hora peninsular, el ojo del huracán se ubicaba a unos 1.300 kilómetros al suroeste de Bermuda, según los meteorólogos estadounidenses, y avanzaba con rumbo norte-noreste a aproximadamente 29 kph, aunque se espera que incremente su velocidad de desplazamiento. Además, los meteorólogos pronostican que aumente su tamaño durante las próximas 24 horas. Ayer se informó de diez muertes en la República Dominicana, donde al menos 27 personas permanecen desaparecidas y más de 62.000 han huido de sus hogares, y 16 en Haití. El total de fallecimientos asciende así a 66 en la Dominicana y a 40 en territorio haitiano. También falleció una persona en Jamaica. En Dominicana, las autoridades realizaban intensas labores de rescate. Una presa cubana se vio desbordada por las lluvias, que arrasaron a cientos de viviendas, inundaron las carreteras e interrumpieron los servicios de electricidad y teléfonos. Varias comunidades quedaron aisladas. Los soldados cubanos fueron de puerta en puerta en las zonas bajas y evacuaron a unas 14.000 personas, según informes de la radio y la televisión. Al menos 2.000 hogares resultaron dañados, pero no se ha informado de ninguna muerte, ni de daños graves. En la provincia de Ciego de Avila, en el centro de Cuba, las inundaciones arruinaron casi 2.000 toneladas de cosechas de maíz, papa, plátano, pepino y jitomate, según José Ramón Machado Ventura, un funcionario local. En las Bahamas, Kevin Milford, de 32 años, se ahogó al abandonar su camión, que se había quedado varado en la isla de Great Exuma y fue arrastrado por las aguas hasta ser succionado por un remolino en un estanque, comentó Dwight Hart, propietario de la radio local donde trabajaba Milford. Unas 400 personas fueron evacuadas, la mayoría de ellas en la isla de Abaco, según el primer ministro Hubert Ingraham. El aeropuerto internacional de Nassau dejó de funcionar, pero se espera que hoy reanude sus servicios. Además, en la República Dominicana cientos de voluntarios se sumaron a las fuerzas de defensa civil para ayudar en las tareas de rescate. Numerosos equipos, muchos de ellos en embarcaciones privadas prestadas por sus dueños, se pusieron en marcha al amanecer para intentar llegar a los sitios que quedaron incomunicados. "Hemos rescatado a decenas de personas y ahora nos disponemos a tratar de llegar a sitios donde no sabemos qué ha pasado porque no hemos podido llegar desde el lunes", declaró el cantante y diputado Sergio Vargas, que coordina las acciones en Villa Altagracia, a 40 kilómetros al norte de la capital. Una de las zonas más afectadas de República Dominicana es conocida como el Bajo Yuna, en la provincia Duarte, a 130 kilómetros al norte de la capital, donde 1.500 personas fueron rescatadas, pero otras 4.000 siguen en zonas inundadas. El presidente, Leonel Fernández, declaró en el país una emergencia durante los próximos 30 días y solicitó la ayuda internacional. El presidente también dispuso el desalojo total de 36 comunidades del país que se encuentran en peligro de inundarse por el posible desbordamiento de las presas.

Vídeos destacados