Cargando el vídeo....

Los niños de los países en desarrollo son las principales víctimas del cambio climático, según UNICEF

Actualizado 05/05/2008 15:07:03 CET

LONDRES, 5 May. (Reuters/EP) -

Millones de los niños más pobres del mundo están entre las principales víctimas del cambio climático causado por el mundo rico desarrollado, según el informe 'Nuestro clima, nuestros niños, nuestra responsabilidad' publicado por UNICEF que pide una acción internacional urgente a la vez que recuerda las metas a alcanzar de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU, dirigidos a reducir en 2015 la pobreza infantil a la mitad.

Este informe encontró insuficientes todos los aspectos de las medidas ya tomadas, desde la sanidad, la educación o la igualdad de género. "Está claro que el fracaso al dirigir el cambio climático es un fracaso a la hora de proteger a los niños", dijo el director para Reino Unido de UNICEF, David Bull. "Aquellos que han contribuido lo minímo al cambio climático --los niños más pobres del mundo--, son los que más lo están sufriendo", añadió.

El informe afirma que el cambio climático podría añadir desde 40.000 a 160.000 muertes de niños al año en Asia y en el África subsahariana debido a un peor crecimiento económico como consecuencia del clima. También subraya que si las temperaturas aumentaran dos grados centígrados más de 200 millones de personas en todo el mundo estarán abocadas al hambre, cifra que aumenta hasta los 550 millones de personas si la temperatura aumenta tres grados.

El informe de UNICEF añade que el daño económico debido al cambio climático obligaría a los padres a sacar a los niños de las escuelas --en la mayoría de ocasiones el único lugar donde tienen garantizada al menos una comida al día--, para conseguir agua y gasolina.

Los cambios medioambientales que trae consigo el cambio climático también expandirían la lista de enfermedades mortales como la malaria, que ya provoca la muerte de 800.000 niños al año y está ahora detectándose en zonas anteriormente no infectadas.

Los científicos predicen que la media de la temperatura aumentará entre 1,6 y 4 grados centígrados este siglo debido a las emisiones de dióxido de carbono emitidos por los transportes, entre otras causas, y que ya causan inundaciones, hambrunas, violentas tormentas y sequías.

Pero algunos expertos en medio ambiente afirman que un aumento de 2 grados es inevitable aunque se tomen ahora medidas importantes. Esto es en parte porque la demora de 30 años en una respuesta a estas emisiones de carbono, y también en parte porque países como China, país que abre una planta de combustión de carbón cada semana, no puede frenar y no frenará sus actividades. China, con vastas reservas de carbón y una economía que crece un 10% cada año, está cerca de adelantar a Estados Unidos como el país del mundo con las mayores emisiones de dióxido de carbono.

Los países en desarrollo, bajo la presión de firmar nuevas medidas para contener las emisiones de dióxido a finales del próximo año, dicen que no hay razón por la que ellos deban permanecer en la pobreza cuando el problema ha sido causado por el mundo desarrollado.

"La responsabilidad de los países ricos de la masiva emisión de gases en el pasado demanda que demos nuestro apoyo más fuerte", afirmó Nicholas Stern, cuyo informe de 2006 sobre las implicaciones económicas del cambio climático provocó una preocupación internacional sobre el tema.

"Las acciones que no lleguen a tiempo provocarán una probabilidad del incremento demasiado elevado de la temperatura que podría transformar de forma catastrófica nuestro planeta", escribió en el prólogo del informe. "Serán los países en desarrollo los primeros en sufrir estas consecuencias y de una forma más dura. No podemos permitir que esto ocurra", añadió.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies