Urkullu no entiende el "escándalo" por las palabras de Bilbao

 
Cargando el vídeo....

Urkullu no entiende el "escándalo" por las palabras de Bilbao

Actualizado 24/04/2008 18:45:43 CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, aseguró hoy que son los socios de su partido en el Gobierno vasco, EA y EB, los que "cuestionan" la fórmula del tripartito y se preguntó por ello "por qué se escandaliza la opinión pública" por las manifestaciones que ayer hizo el diputado general de Vizcaya José Luis Bilbao, para quien ese Ejecutivo a tres bandas está caducado.

"De la actitud de los socios del Gobierno tripartito se evidencia que no parece que haya una especial voluntad de relación con el PNV", manifestó el presidente del EBB durante su intervención en un desayuno informativo de Europa Press.

Iñigo Urkullu arremetió contra los aliados del PNV en el Ejecutivo vasco y repasó diversas situaciones en las que ambos han demostrado, a su juicio, que prefieren acuerdos con otras formaciones. Respecto a Eusko Alkartasuna, señaló que el PNV le ha propuesto "reflexionar" sobre el coste electoral de la escisión de ambas formaciones, que tienen en común "mucho que nos puede unir", pero que como respuesta escucha "recurrentemente adjetivos descalificativos del PNV".

El dirigente nacionalista acusó a EA de haber buscado al PSE antes que al PNV en Guipúzcoa tras las elecciones municipales y forales de 2007 y a EB, de haber entrado "en una dinámica" con el PP y el PSE en las Juntas Generales de Vizcaya, también después de aquellos comicios, y de intentar un pacto con los socialistas en el caso de Álava. "A todas luces se evidencia que no parece que haya especial voluntad de relación con el PNV", insistió Urkullu.

El diputado general de Vizcaya señaló ayer en una conferencia, organizada por la Fundación Sabino Arana que la fórmula del tripartito en el Gobierno vasco ha "caducado", está "acabada" y "no garantiza la gobernabilidad". "Como todo en la vida tiene su tiempo y los yogures también caducan. Creo honestamente que eso está agotado", añadió.

Por otra parte, Urkullu señaló que el lehendakari es "un valor político que no tiene discusión" y aseguró que le "gusta" su propuesta para un nuevo marco político.

"El lehendakari es un valor político que no tiene discusión. Mientras no empecemos el proceso de reflexión sobre las próximas autonómicas, que no lo hemos iniciado, no tenemos más que decir", se limitó a responder, tras ser preguntado por su afinidad con las tesis del presidente del Ejecutivo vasco.

También dijo "compartir" la propuesta de Ibarretxe, porque, entre otros aspectos, cuenta con "pasos bien definidos". "Por supuesto que lo comparto (el plan del lehendakari). Me gusta, claro que me gusta, porque tiene pasos bien definidos, empezando por la voluntad de un acuerdo político", enfatizó.

El líder del PNV lamentó la caricaturización que se realiza de la denominada 'hoja de ruta' de Ibarretxe, "que contiene mucho más que una consulta", entre otros aspectos, "el principio ético de compromiso de rechazo a al violencia y el principio democrático del respeto a la voluntad de los vascos".

En la misma línea, advirtió que si el PSOE intenta llegar a Ajuria Enea por un "atajo arriesgado" en las elecciones autonómicas de 2009 puede producirse "un choque de locomotoras". En este sentido, el dirigente nacionalista expuso que "está pasando el tiempo" y que ni el Gobierno ni el PSOE han respondido a la "mano tendida" del lehendakari Juan José Ibarretxe, a la oferta de acuerdo.

Urkullu no quiso desvelar qué fórmula jurídica se utilizaría en caso de que no hubiese acuerdo con el Gobierno y que Ibarretxe convocara una consulta el próximo mes de octubre, pero sí precisó que la fórmula se desvelará en junio y agregó que si se llega a ese escenario el PNV tampoco "va a plantear ninguna aventura ni ninguna barbaridad". "Estén tranquilos", recalcó.

Por último, el líder del PNV insistió en que para presentar la moción de censura en Mondragón que permita desalojar a Acción Nacionalista Vasca (ANV) de la alcaldía, son necesarias 11 firmas y que sólo cuentan con 9, dado que ni Ezker Batua ni Eusko Alkartasuna están dispuestos a respaldarla.

Urkullu hizo autocrítica y admitió que no gestionaron de forma "lúcida" la situación en este consistorio cuando, en un principio, el dirigente peneuvista Joseba Egibar aseguró que no respaldarían una moción contra ANV.

PNV y PSE plantearán esta tarde en el ayuntamiento de Mondragón (Guipúzcoa) la dimisión de los ediles que no condenen la violencia, en este caso el asesinato del socialista Isaías Carrasco a manos de ETA el pasado 7 de marzo. La iniciativa cuenta sólo con el apoyo de 4 ediles del PSE, otros 4 del PNV y del único concejal del PP. EB, por su parte, cuenta con tres ediles que serían imprescindibles para el triunfo de la misma.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies