Zapatero rechaza el plan de Ibarretxe y el lehendakari le reprocha que sólo piensa en las elecciones

 
Cargando el vídeo....

Zapatero rechaza el plan de Ibarretxe y el lehendakari le reprocha que sólo piensa en las elecciones

Actualizado 20/05/2008 19:22:11 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, insistió hoy en su rechazo a la propuesta de 'pacto' del lehendakari Juan José Ibarretxe y aseguró que su posición sobre los sucesivos planes de éste siempre ha sido la misma, antes, durante y después del proceso de paz con la banda terrorista ETA.

En la rueda de prensa posterior al encuentro entre ambos, el jefe del Ejecutivo evitó referirse en concreto a las negociaciones de Loyola de octubre de 2006 entre PSE, PNV y Batasuna, en las que se basa la propuesta de Ibarretxe, a pesar de que el lehendakari se quejó en público de que el Gobierno no esté dispuesto a negociar con él lo que, segun dijo, sí estuvo dispuesto a negociar con ETA en ese momento.

Zapatero replicó, en respuesta a las preguntas, que "la comparación es un poco absurda" y opinó que "quizá es fruto de la posición un poco débil que se tiene". "Los principios y la posición política que he mantenido es la misma antes del proceso de paz, durante el proceso de paz, hoy y será la misma mañana, cuando toque", añadió.

Además, recalcó que si se ha llegado a la situación actual, "con acciones violentas, con atentados y con asesinatos de ETA no sería precisamente porque el Gobierno de España cedió ni acordó" con la banda. "Pido un poco de sensatez cuando se hacen algunas reflexiones o manifestaciones más allá de que pueda tener una valoración que prefiero no expresar públicamente", remachó.

No entró tampoco en los puntos concretos de la propuesta de Ibarretxe, pero sí respondió, al ser preguntado, que en toda la conversación no se habló de Navarra.

Zapatero insistió en que su posición no ha cambiado y que no negociará con Ibarretxe una propuesta "que no se sabe adónde va", que no tiene el consenso de los ciudadanos vascos y que no respeta el marco de la Constitución y el Estatuto de Gernika. "Cada vez viene con una cosa distinta", dijo, y tachó de "aventura" y "viaje a ninguna parte" la propuesta del lehendakari. Hablarla, dijo , es "innecesario" y es "inconveniente", porque divide y porque confunde".

Así, emplazó a Ibarretxe a hablar de "cosas concretas" y se mostró dispuesto a hablar de traspasos de competencias y de reformas del Estatuto de Gernika "por los cauces adecuados", pero recordó que el llamado plan Ibarretxe, al que a su juicio esta propuesta "evoca", fue rechazado por el Congreso de los Diputados.

El 'lehendakari', Juan José Ibarretxe, aseguró hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le recibió esta mañana en La Moncloa con una actitud "a la defensiva" y que "sólo tiene un proyecto para Euskadi en estos momentos, que es celebrar elecciones", al tiempo que le reprochó que rechace ahora lo mismo que el PSE estuvo dispuesto a firmar con Batasuna en las negociaciones durante la tregua de ETA en 2006.

"A pesar de las circunstancias en que se ha desarrollado la reunión sigo creyendo que aún estamos a tiempo", afirmó Ibarretxe en rueda de prensa tras dos horas y media de reunión en la que presentó a Zapatero su propuesta que, según explicó, se basa "sin cambiar ni las comas" en el texto que el PSE, el PNV y Batasuna negociaron en octubre de 2006 en Loyola.

"No pierdo la esperanza, estamos todavía a tiempo", continuó el jefe del Gobierno vasco. "Es un pacto democrático que yo no doy por cerrado porque me parece imposible que lo que ayer el Partido Socialista consideraba legítimo, constitucional y encajable, hoy, presentado por el 'lehendakari', sea ilegal, inconstitucional, una aventura, una ocurrencia", añadió. Además, aseguró que está dispuesto a ser flexible sobre los puntos de su propuesta si alguno de ellos es "insuperable" para el jefe del Ejecutivo.

El lehendakari insistió en que propuso a Zapatero "abrir la puerta juntos" para "buscar acuerdos políticos" y elevar ese acuerdo al Parlamento vasco y, posteriormente, llevarlo a una consulta de la sociedad vasca en 2010 pero no precisó qué hará el próximo 27 de junio en el pleno que ha convocado en la Cámara vasca si no logra el acuerdo que persigue con el Gobierno central.

Ibarretxe destacó igualmente que en su reunión dejó claro a Zapatero que "Euskadi no es una parte subordinada de España" y que las Cortes Generales no pueden imponer un 'no' a lo que aprueba el Parlamento Vasco.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies