Diputación de Almería y Asempal elaboran un plan estratégico de agua y energía para pedir a la UE 700 millones

Diputación y Asempal preparan la solicitud de una ITI a la Unión Europea.
EUROPA PRESS
Publicado 26/12/2018 15:04:49CET

ALMERÍA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Almería y la Confederación de Empresarios de la provincia (Asempal) han elaborado de manera conjunta el Plan Estratégico de Agua y Energía 2020 para solicitar a la Unión Europea una Inversión Territorial Integrada (ITI), cifrada en 700 millones de euros.

El estudio desglosa cuatro retos principales y 31 temas distintos, y espera contar con el apoyo de la Junta de Andalucía y del Gobierno de España para poder presentar la convocatoria en las instituciones europeas "a mediados de 2019".

Este es un "proyecto muy importante", impulsado desde Asempal aunque ha contado "con la colaboración de la Diputación Provincial desde el primer momento". Así lo han definido el presidente de la institución provincial, Gabriel Amat, y el presidente de la confederación de empresarios, José Cano, durante la presentación a los medios de comunicación del estudio.

En el acto también han participado el responsable del área de Energías Renovables de Asempal, Jesús Cuadrado, y el diputado provincial de Fomento, Óscar Liria.

Amat ha recordado que "lo que más preocupa en la provincia es el agua" y ha destacado que el estudio "permite conocer la situación para intentar llevar a cabo lo necesario para poder dar servicios". Además, ha asegurado que "no basta con los treinta millones de euros que se ha gastado la Diputación en infraestructuras hídricas estos años, hace falta más, porque el agua es la sangre de la provincia".

El presidente de Asempal ha explicado que este estudio "da un paso más en las expectativas de los empresarios almerienses, porque aspira a conseguir una ITI de la Unión Europea vinculada a la producción de agua, energía y alimentos, que son el presente y el futuro de Almería".

Para la elaboración de este plan estratégico "la solicitud de la ITI se ha sustentado en tres razones básicas: las necesidades de la provincia, en cuanto a su crecimiento objetivo; las oportunidades de liderazgo existentes en el sector del agro y también en el de la energía y el agua; y la coherencia para establecer un crecimiento en línea con los objetivos de desarrollo sostenible de la UE", ha revelado Cano.

"El déficit hídrico condiciona el desarrollo de una provincia en la que el sector primario es uno de sus pilares económicos, junto con el turismo. Es necesario conseguir nuevos recursos y fomentar el uso de las energías renovables para avanzar en esta línea, por lo que la estrategia planteada sirve para potenciar el desarrollo y la innovación, y plantea convertir la provincia en un referente en cuanto a producción agraria sostenible", ha apuntado.

El presidente de Asempal ha señalado que, además de la administración provincial, es necesario que sumen sus apoyos al proyecto "el resto de administraciones, especialmente, la Junta de Andalucía y el Gobierno de España, para que esta ITI pueda ser aprobada en Europa". De momento, ya cuenta también con la adhesión de algunas de las principales empresas almerienses y de los centros de investigación de la provincia, que ya desarrollan proyectos de innovación en el campo de las energías y el agua, como el Ciesol, la Universidad de Almería o el Pita.

Cuadrado ha sido el encargado de coordinar el estudio con el que se solicitará a la UE una ITI que puede acarrear una inversión de 700 millones de euros para el desarrollo de proyectos de investigación e infraestructuras en la provincia a partir de 2020. El plan se sustenta en "cuatro pilares básicos y recoge 31 temas en los que se analizan las fortalezas, retos y acciones urgentes para la provincia".

Esos cuatro pilares son "la mejora de la gobernanza de los recursos hídricos para garantizar la sostenibilidad y el crecimiento social; la sostenibilidad y la eficiencia energética, y la necesidad de combatir de un modo efectivo el cambio climático; el uso sostenible de los recursos endógenos de la provincia; y el impulso a la competitividad de la economía almeriense y a una gestión pública colaborativa".

El responsable de Energías Renovables de Asempal ha declarado que "el agua es la sangre que necesita Almería", ya que "está demostrado que el déficit hídrico es un problema estructural, que genera una carencia anual de agua de más del veinte por ciento". Para solventar esta situación, que puede llevar a una limitación de la producción agraria de la provincia, "es necesario el liderazgo de las administraciones para que haya una columna vertebral que integre todas las acciones que ya se están llevando a cabo y las que se llevarán en el futuro en materia de agua".

Cuadrado ha explicado que el objetivo de este plan estratégico, en el caso de que se conceda la ITI a Almería, es "integrara todas las soluciones posibles porque es un problema vital, clave en la continuidad del tejido productivo".

Así, la inversión solicitada, de 700 millones de euros, "unos mil euros por habitante", serviría para "recoger iniciativas que ya se estudian, como los encauzamientos para evitar perder agua en el mar, los mini trasvases, las nuevas vías de depuración y regeneración de agua, una desalinización más sostenible o la recogida de pluviales de la superficie de los invernaderos, que puede generar hasta 70 hectómetros cúbicos".

"La ITI sería el paraguas en el que recoger distintos proyectos relacionados con el agua y la producción de energía, aprovechando los valores únicos de la provincia, como las horas de sol, y fomentar el desarrollo de una industria innovadora y sostenible, que cambiará por completo el panorama de la provincia, con el objetivo de contar con recursos suficientes para potenciar el sector agroindustrial, innovar en energías renovables y solventar el déficit hídrico de mano de la tecnología y la investigación", ha apuntado.

Para Cuadrado, la solución a la escasez de agua "no es reducir la producción. Hay que trabajar en el aumento de la productividad y demostrarle a Europa que este es el sustento de la provincia y que no se puede limitar". Así, "el gran objetivo de este proyecto es tener agua, con medios sostenibles, y a tiempo, porque nadie nos va a solventar nada. La ITI es un nuevo tren que se presenta para Almería, más pequeño que otros anteriores, pero muy necesario".

Contador