El joven Borja no acepta el dinero recaudado por Vox ni pedirá indulto pero recurre ante el Constitucional

Publicado 16/07/2019 18:18:29CET

MADRID/MÁLAGA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Borja, el joven malagueño condenado a dos años de prisión y 180.000 euros de multa por un delito de homicidio por imprudencia grave tras el fallecimiento del atracador de una mujer al que se enfrentó en la calle, ha decidido no aceptar el dinero recaudado por Vox para pagar la multa y tampoco va a solicitar personalmente el indulto, aunque sí ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC).

Así lo ha confirmado a Europa Press su letrado, Alfredo Herrera, que añade que el joven agradece todo el apoyo que está recibiendo pero "afrontará las consecuencias de la sentencia personalmente". En este sentido, apunta que no va a solicitar el indulto porque considera que su actuación fue correcta y esta petición supone la asunción de condena. Sin embargo, sí se ha presentado ante el Constitucional un recurso de amparo en el que alega falta de asistencia judicial efectiva y presunción de inocencia.

Aunque Borja no solicitará el indulto, más de 6.500 personas han firmado una petición ciudadana para que se le conceda esta gracia y este mismo martes Vox ha avanzado que presentará la solicitud de indulto al Ministerio de Justicia. Fuentes del Ejecutivo han precisado a Europa Press que estudiarán la petición de indulto cuando les llegue, como hacen con cualquier otra petición.

El letrado de Borja explica que tampoco aceptará el dinero que se está recaudando a través del 'crowdfunding' lanzado por Vox --que hasta ahora ha recolectado 73.601,90 euros-- porque "de ningún modo" quiere que se pueda deducir que él se va a lucrar con esas cantidades.

Precisamente, su abogado recuerda que se ha presentado un recurso ante el Juzgado de lo Penal solicitando la suspensión de la condena y el fraccionamiento de la indemnización en pagos de 250 euros mensuales, que "es la única cantidad a la que con su actual nómina, y con esfuerzo, pueda hacer frente".

"Me reitera su voluntad de no aparecer en medios de comunicación ni que tampoco lo haga yo, dado que esta situación le ha desbordado y entiende que, a la larga le va a perjudicar y va a quedar marcado su futuro", añade el letrado.

Así, en declaraciones a Europa Press, Herrera ha incidido en que su cliente "no quiere que se tergiverse todo esto" y ha añadido que "él quiere asumir las consecuencias personalmente".

De igual modo, ha agregado, tras ser cuestionado por cómo se encuentra Borja, que está "bastante abrumado" por el apoyo que está teniendo, agradeciendo, además, el mismo, aunque ha dicho que afrontará las consecuencias. Ha incidido, además, en que "él cree que actuó bien y no quiso causarle un mal a la persona. "Está dispuesto a afrontar las consecuencia", ha insistido.

El Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga condenó al joven en una sentencia fechada el 26 de diciembre de 2018 a dos años de cárcel y 180.000 euros de indemnización por un delito de homicidio por imprudencia grave. Esta sentencia fue apelada por el condenado y la confirmó la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga en una sentencia del 26 de abril de 2019.

El juzgado dictó un auto abriendo la ejecución el pasado 28 de junio y el condenado solicitó la suspensión de la condena. El procedimiento se encuentra actualmente, en fase de traslado a las partes de la solicitud por parte de la defensa del penado de la suspensión de la pena privativa de libertad y de un recurso de reforma interpuesto contra aquel auto. Por tanto, el juez tendrá que resolver si acuerda o no la suspensión de la condena, según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Para leer más

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial