Actualizado 03/08/2020 7:18:54 +00:00 CET

Unicaja Banco gana 61 millones en el primer semestre tras dotar provisiones por 103 millones

Fachada de una sede de Unicaja Banco.
Fachada de una sede de Unicaja Banco. - UNICAJA - Archivo

MÁLAGA, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 61 millones de euros al cierre del primer semestre de 2020, tras efectuar una dotación extraordinaria de 103 millones con el objeto de afrontar, con elevadas provisiones, posibles impactos futuros derivados de la pandemia del coronavirus que causa el Covid-19.

   Excluida esta dotación extraordinaria, el resultado del primer semestre habría ascendido a 133 millones de euros, con un aumento del 14,8% respecto al mismo período del ejercicio 2019, y supondría una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 6,8%, según ha informado la entidad en un comunicado este lunes.

   Desde la compañía destacan que las principales claves de Unicaja Banco en el primer semestre han sido "la capacidad de generación de resultados, que permite mitigar los impactos del Covid-19, el crecimiento de la actividad, la reducción continuada de los gastos de explotación y de los activos no productivos, así como los altos niveles de solvencia y liquidez, y el refuerzo de las ratios de capital, que confirman la fortaleza de Unicaja Banco para seguir haciendo frente a la situación actual, y seguir apoyando a sus clientes en el mencionado contexto de dificultad".

   Unicaja Banco, según defiende la propia entidad, ha sido capaz de compensar, "demostrando, una vez más, su capacidad de generación de resultados, los efectos negativos que ha tenido el estado de alarma en la actividad y en los ingresos básicos en el trimestre". Así, la entidad mejoró tanto el margen bruto, con un aumento del 6,8%, como el margen de explotación antes de saneamientos, que crece el 24,3% gracias a un esfuerzo adicional en la contención de costes.

   Unicaja Banco ha continuado con la disminución de sus activos no productivos (NPAs), y "reforzado sus ya destacadas posiciones de solvencia y liquidez, a pesar de la ralentización de la actividad". En este sentido, a cierre del primer semestre, la ratio CET-1 se sitúa en el 15,8%, y la de capital total en el 17,3%, entre las más elevadas del sector, con un exceso sobre los requerimientos SREP de 1.176 millones de euros.

   En este nuevo escenario, Unicaja Banco defiende que "continúa dando apoyo y respuesta a las necesidades de particulares, empresas y autónomos, y en especial a los colectivos más vulnerables". Hasta el momento, ha aprobado más de 10.500 solicitudes, de autónomos y empresas, de préstamos con aval ICO, por un importe aproximado de 750 millones de euros, y tramitado más de 21.000 solicitudes de moratoria tanto legales como sectoriales sobre préstamos hipotecarios y personales, que afectan a un volumen aproximado de crédito de 840 millones.

INGRESOS

   Los ingresos se han visto afectados por una menor actividad derivada del estado de alarma, que ha impactado negativamente un 2,4% en el margen de intereses del trimestre, mientras que las comisiones netas, a pesar de verse influidas por las exenciones aplicadas en ese período, en el contexto de la pandemia, se mantienen en el cómputo del año en unos niveles similares a los del primer semestre de 2019.

   Unicaja Banco ha conseguido compensar este impacto negativo transitorio en sus ingresos básicos, registrando en el margen bruto un incremento del 6,8% respecto al primer semestre de 2019, debido, por una parte, al aumento registrado en los resultados por operaciones financieras, por la realización de plusvalías de la cartera de renta fija, y, por otra, al incremento del neto de otros productos/cargas de explotación reforzado por los beneficios extraordinarios derivados de la continuidad del acuerdo con Caser para la distribución de seguros no vida.

   Adicionalmente, se ha llevado a cabo "un creciente esfuerzo" en el control de los gastos de explotación durante este primer semestre, que ha tenido como fruto la reducción de los mismos en un 4,3% interanual.

   Además, los saneamientos y dotaciones son 107 millones superiores a los del mismo período del ejercicio anterior. Excluidas las provisiones extraordinarias por la pandemia, habrían sido "similares a las del mismo período del ejercicio anterior".

   Centrando la atención en los saneamientos de la cartera crediticia, el coste del riesgo asciende a 89 pb, de los que 17 corresponden a los saneamientos ordinarios del semestre.

CRECIMIENTO DEL CRÉDITO Y LA CAPTACIÓN DE RECURSOS DE CLIENTES

   Por otro lado, el crédito normal ('performing') ha aumentado un 2,7% en el año y se sustenta fundamentalmente en el crédito a administraciones públicas (+9,6%) y empresas (+5,5%). A este incremento ha contribuido tanto la concesión de préstamos a empresas como la mayor utilización de las líneas de cuentas de crédito y otros saldos disponibles.

   En la captación de los recursos en balance se ha experimentado un crecimiento del 4,9% en el año, mientras que los recursos fuera de balance crecen un 2,9% en el último trimestre.

   El confinamiento de la población ha afectado a la evolución de la nueva producción. Así, en el segmento de particulares, en lo que se refiere al crédito hipotecario, la producción del semestre ha sido inferior en un 35% a la del mismo período de 2019, y en los préstamos destinados a consumo u otras finalidades se registra una producción inferior en un 45%.

   El volumen de recursos administrados por el grupo --sin ajustes por valoración-- aumentó hasta 58.257 millones de euros al cierre del primer semestre, de los que 52.175 corresponden a recursos de clientes minoristas, que crecen el 4,1% en el trimestre y el 2,5% en el año.

   De estos, los saldos en balance, que ascienden a 39.905 millones de euros, crecen en el ejercicio (+4,9%), impulsados por el crecimiento de los recursos vista (+7,1% y +6,5% en el trimestre) y la contribución positiva de las administraciones públicas (+2,8%).

   Los recursos fuera de balance aumentaron el 2,9% en el trimestre, aunque se han visto afectados por la crisis del Covid-19, al caer un 4,6% en el año.

REDUCCIÓN DE ACTIVOS NO PRODUCTIVOS

   La sostenida reducción de los activos no productivos (NPAs) --dudosos más adjudicados inmobiliarios-- ha permitido a Unicaja reducir su exposición bruta en 873 millones de euros (-26,2%) en los últimos doce meses, con descensos del 23,8% en los activos dudosos y del 28,8% en los adjudicados.

   El saldo de activos dudosos del grupo, a cierre del primer semestre, disminuyó hasta los 1.320 millones de euros, y el de inmuebles adjudicados alcanzó los 1.142 millones. La caída de dudosos se traduce en una bajada de la tasa de morosidad de 1,4 puntos porcentuales en los últimos doce meses, hasta situarse en el 4,5%. También en el trimestre, los activos no productivos caen un 0,1%.

   Los niveles de cobertura de estos activos se han visto incrementados en el año 3,7 puntos porcentuales, fundamentalmente por las dotaciones extraordinarias realizadas para anticipar las previsibles consecuencias negativas de la pandemia en la calidad de los activos.

   El saldo de activos no productivos, netos de provisiones, con un importe de 946 millones, representa un 1,5% de los activos del grupo, a cierre del primer semestre, reduciéndose 1,1 p.p. en los últimos doce meses.

   En términos de 'fully loaded', Unicaja Banco cuenta con una ratio CET-1 del 14,4%, y de capital total del 15,9%, que también experimentan incrementos en relación con el mismo período del año anterior de 1,3 y de 2,6 p.p., respectivamente.

   La ratio Texas mejoró hasta el 45,1%, tras una reducción interanual de 13,0 p.p, mientras que los activos líquidos disponibles --deuda pública en su mayor parte-- y descontables en el BCE, netos de los activos utilizados, se elevan a junio a 15.095 millones de euros, lo que representa un 24% sobre el balance total del grupo.

   Asimismo, los recursos de clientes con los que se financia la entidad superan ampliamente su inversión crediticia, como refleja la relación de los créditos sobre los depósitos ('Loan to Deposit', LTD), que se sitúa en el 69,7%.

 

Para leer más