3 de abril de 2020
 
Publicado 26/02/2020 12:08:57 +01:00CET

El Gobierno distribuye más de 632.000 kilos de alimentos entre personas en riesgo de exclusión social en Jaén

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, en las instalaciones de Cruz Roja
La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, en las instalaciones de Cruz Roja - SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO

JAÉN, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de 632.000 kilogramos de alimentos han empezado a ser distribuidos estos días entre familias desfavorecidas de Jaén en la tercera fase del Programa 2019 de ayuda alimentaria, que lleva a cabo el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Europea (FEGA).

El número de beneficiarios asciende a 22.754. Es decir, se beneficia en torno a un cuatro por ciento de la población provincial. Se destaca que se ha producido un descenso del número de beneficiados con respecto a ejercicios anteriores. Así, en la tercera fase del programa del año 2015 el número de beneficiarios superó los 25.000.

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, ha visitado las instalaciones de Cruz Roja y del Banco de Alimentos de Jaén, en las que se almacenan los productos procedentes del FEGA para su distribución entre los beneficiarios de la provincia.

Madueño ha estado acompañada por el presidente provincial de Cruz Roja, José Boyano, y posteriormente, por el presidente del Banco de Alimentos de Jaén, Francisco Luque.

Ambas entidades son las dos organizaciones asociadas de distribución (OAD) designadas para recibir los alimentos y entregarlos seguidamente a sus respectivas organizaciones asociadas de reparto (OAR), que son a su vez las encargadas de darlos directamente a las personas destinatarias en cada municipio de la provincia. En esta tercera fase del programa son 126 las entidades que se encargarán de su distribución.

El programa se desarrolla con el objetivo de cubrir las necesidades de individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, así como de aquellas personas sin hogar y otras en situación de especial vulnerabilidad social.

De esta forma, consiste en el reparto de lotes de productos o de comidas preparadas para consumo en comedores sociales, casas de acogida, residencia de ancianos, apoyo a menores, guarderías, apoyo contra adicciones y comunidades religiosas.

En esta tercera fase se van a repartir aceite de oliva, arroz blanco, batidos de chocolate; conserva de atún, carne y sardina; galletas, garbanzo cocido, leche entera, macedonia de verduras en conservas, pasta alimenticia, tarritos infantiles y tomate frito en conserva.

La subdelegada ha destacado que el reparto se realiza a través de un amplio y complejo mecanismo administrativo, en el que participan centenares de voluntarios pertenecientes a las 126 Organizaciones Asociadas de Reparto que trabajan directamente con Cruz Roja y el Banco de Alimentos.

Madueño ha resaltado la importancia de esta labor, que puede realizarse gracias a la experiencia y a la coordinación que existe entre todas las partes que participan en el reparto y entrega de los comestibles, procurándose en todo momento que todas las fases de la operación se hagan de forma ágil, eficaz y segura.

La subdelegada ha asegurado que el actual sistema garantiza el reparto de los productos por todos los municipios en un tiempo convenido y su entrega directa, de forma gratuita, a las familias cuya situación económica o familiar les impide adquirir alimentos de forma regular, al tiempo que ha recordado que el programa busca, además, favorecer la inclusión social de las personas destinatarias.

Con esta tercera fase de reparto se da por finalizada la distribución correspondiente al año 2019, con la que se ha conseguido distribuir un total de 1.820.674 kilogramos de alimentos, con un importe económico que alcanza el 1.739.198 euros.

En total, el número de beneficiaros supera las 70.000 personas en esta edición. El próximo mes de mayo se iniciará la primera fase del programa correspondiente al año 2020.