Publicado 07/06/2022 12:38

ZeC solicita el cierre de la colonia felina provisional del edificio de Casetas declarado ruina inminente

La concejal del grupo municipal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto
La concejal del grupo municipal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto - EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La concejal del grupo municipal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, ha solicitado el cierre de la colonia felina provisional de edificio de Casetas, al ser declarado "ruina inminente" por informes técnicos municipales.

Entre 20 y 25 gatos se trasladaron del entorno del edificio Giesa, en el distrito de Las Fuentes, a este edificio en desuso del barrio rural de Casetas por un tiempo provisional de dos meses de adaptación de los felinos hasta su ubicación definitiva, que se han convertido en dos años.

Broto ha alertado al consejero municipal de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, del mal estado del edificio municipal de Casetas, cuyas instalaciones "no son las más adecuadas" entre otros motivos porque es un entorno cerrado y los felinos deben estar en espacios abiertos.

En rueda de prensa, la edil ha relatado que el edifico de Casetas es un antiguo centro municipal, una escuela de 1945 y que desde los años 90 está cerrada al uso público.

Se preveía que la ubicación fuera provisional para llevar los gatos a la colonia CES que es un proyecto "puntero en España", pero pasados dos años los informes técnicos dicen que el edificio de Casetas se ha declarado en "ruina inminente" y existe un "riesgo real" que "ha puesto en entredicho la posible protección de los animales alojados y el bienestar de los voluntarios", ha detallado la concejal de ZeC.

"GRAVEDAD"

Broto ha sido tajante al subrayar que "es obligatorio que se cierren dichas instalaciones para evitar situaciones de mayor gravedad" al insistir en que hay "riesgo" para la colonia felina y las personas que acuden a alimentarlos y cuidarlos. Asimismo, ha criticado que "no hay expediente administrativo para la creación de este espacio cuando sí hay una cesión de uso y se han realizado contrataciones para limpieza y acondicionamiento puntuales".

A su parecer, es un hecho "muy grave" y ha añadido que en el ámbito de la protección animal se "den pasos atrás" porque hay un "abandono" del proyecto CES y, además, se han ampliado las tasas para la adopción de animales y se "prohíbe la entrada de personal voluntario" en el Centro municipal de Protección Animal (CEMPA).

Su impresión es que se trata de un proceso de involución y ha exigido el cierre de estas instalaciones municipales por el riesgo que entraña al ser declarado "ruina inminente".

Asimismo, ha reconocido que se trata de uno 20 ó 245 animales, pero "la cantidad exacta no se sabe" porque después de dos años de su trasladado desde el entorno de Giesa "la situación no es buena y no se aplicar las prácticas animalistas que deben requerir".

Luisa Broto ha concluido al recordar que el Ayuntamiento tiene recursos para la esterilización y suelta del proyecto CES y tiene equipamientos para acometer las buenas prácticas mediante el control con chips, pero se debe dotar del protocolo para el trasladado de estos felinos.