Publicado 02/12/2020 11:13CET

Caja Rural renueva el compromiso con Ascol para la mejora de la producción láctea

OVIEDO, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Caja Rural de Asturias, Fernando Martínez renovó el compromiso anual que mantiene con los núcleos de control lechero de Asturias tras un encuentro celebrado en la sede de la Caja al que asistió el presidente de Ascol, José Emilio García, acompañado de representantes de la cooperativa Asturiana de Control Lechero y Javier Nievas, responsable de medio rural de la Caja.

Según ha informado la entidad, en el transcurso del encuentro se realizó la entrega de los 12.000 euros de la subvención anual aprobada por el Consejo Rector de la entidad a los 26 núcleos de control lechero que coordina ASCOL.

El Control Lechero es un servicio que recoge información de la productividad individual de las vacas de cada explotación y suministra al ganadero información comparativa de la producción y composición de la leche producida por cada vaca.

Los resultados de Control Lechero son utilizados por los ganaderos para el control y mejora de la producción y por los programas de valoración genética de progenitores para la selección de los caracteres productivos.

El Control Lechero en Asturias es un servicio prestado por la Cooperativa Asturiana de Control Lechero (ASCOL) bajo la supervisión de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales. La Consejería y el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente subvencionan en parte los gastos de este programa. En Asturias, el censo a 31 de diciembre de 2019 es de 803 explotaciones que reciben este servicio y de media 43.826 vacas son controladas individualmente todos los meses. El tamaño medio de la explotación en Control lechero es de 54,57 vacas. El servicio de Control Lechero está organizado en 26 grupos de Control que agrupan explotaciones geográficamente próximas.

En el transcurso del encuentro que mantuvieron con representantes de la cooperativa Asturiana de Control Lechero, Fernando Martínez, presidente de Caja Rural de Asturias, destacó que "consideramos oportuno apoyar anualmente a esta cooperativa en su labor de mejora de la calidad láctea, la selección genética de la cabaña ganadera y en definitiva, el apoyo global al sector ganadero, un objetivo prioritario también para Caja Rural de Asturias".

El programa dirigido por Ascol se financia con aportaciones de los socios, con subvenciones de organismos oficiales y de entidades privadas, por lo que la ayuda concedida por la Caja Rural resulta básica para la continuidad de nuestros trabajos en las explotaciones lecheras asociadas.

Para leer más