Publicado 31/01/2019 13:28CET

Macías (extrabajador de UGT Andalucía) afirma que el sindicato cobraba "un canon revolucionario" a sus proveedores

OVIEDO, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

El extrabajador de UGT Andalucía que denunció el presunto fraude del sindicato en Andalucía y miembro de la 'Plataforma por la honestidad' Roberto Macías, ha asegurado este jueves haber sido testigo de las irregularidades del sindicato por las que, presuntamente, "desviaban fondos públicos de subvenciones" a través de "una especie de canon revolucionario" a los proveedores.

Macías ha comparecido en la Comisión de Investigación sobre los cursos de formación que se desarrolla en la Junta General del Principado de Asturias, donde ha afirmado que el sindicato en Andalucía se valía del "cobro de mordidas a proveedores", mediante las que, por las compras o facturación, devolvían al sindicato un dinero que éste "podía utilizar para cualquier otro fin".

Además, ha puesto en evidencia el "falseamiento de facturas" poniendo como ejemplo que, si se encargaban 5.000 DVD, se facturaban 10.000. El excedente era lo que el sindicato, según Macías, se quedaba para destinar a otros fines.

Según el extrabajador de UGT, el sindicato "desviaba ayudas" con "impunidad", llevando el fraude "a la máxima expresión" al poner en marcha un software específico para el control de estas actividades.

Respecto a la comisión que está teniendo lugar en Asturias este mes, ha asegurado que servirá "aunque a algunos no les interese", para esclarecer "los mecanismos defraudatorios utilizados por la UGT". Esta comisión, ha señalado, "puede servir para demostrar que no se trata de un caso aislado" sino que, si se investiga en cuatro regiones, "puede ser un entramado de la organización para desviar fondos de forma sistemática".

Junto a Macías ha atendido a los medios su abogado, Paco Sánchez Ramón, quien se ha mostrado "enfadado" por la "pantomima" que a su juicio está siendo la comisión. Tanto es así, que ha afirmado que la próxima semana remitirá a la Junta los gastos de desplazamiento de su defendido por su comparecencia.

A su juicio, la intervención de los diputados del PSOE e IU en la comisión es "una autentica vergüenza parlamentaria". UGT, ha dicho, es "una organización criminal" que actúa, según el letrado, "con un modus operandi generalizado en toda España".

Para leer más