El ganadero somedano que disparó a otro tras una discusión por ganado acepta cinco años de cárcel

Actualizado 23/07/2019 11:52:28 CET
El ganadero condenado por disparar a otro tras una discusión durante el juicio.
El ganadero condenado por disparar a otro tras una discusión durante el juicio. - EUROPA PRESS

   OVIEDO, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El ganadero somedano acusado de intento de asesinato tras disparar a otro ganadero por una discusión de ganado ha admitido este martes los hechos que se le imputaban y ha aceptado una pena de 5 años de prisión --cuatro por un delito de asesinato en grado de tentativa y un años por tenencia ilícita de armas--.

   Además el juez impuesto al procesado una orden de alejamiento a menos de 200 metros de la víctima durante 15 años. También deberá de indemnizar a la víctima con 25.000 euros, de los que ya ha consignado 19.313 euros.

   El procesado cumplirá en el próximo mes de octubre los dos años de prisión provisional por lo que "en unos meses" podrá disfrutar ya de permisos penitenciarios, según sus abogados.

   La vista, prevista para las 10.30, no ha llegado a celebrarse al llegar las partes a un acuerdo y tener en cuenta la Fiscal la atenuante de reparación del daño, ya que el procesado aportó antes del juicio buena parte de la indemnización que se le solicitaba, concretamente 19.313 euros.

   La Fiscalía del Principado solicitaba inicialmente 11 años de prisión, mientras que la acusación particular reclamaba 14 años --12 por intento de asesinato y 2 por tenencia ilícita de armas--.

   Los hechos descritos por el fiscal y admitidos por el condenado ocurrieron sobre las 18.00 horas del 30 de septiembre de 2017, el denunciante, que circulaba con su vehículo por la carretera AS-227 en busca de una vaca, se detuvo al llegar a la localidad de Gua (Somiedo) debido a que encontró al animal. En ese momento apareció el procesado, que vive en las inmediaciones, y ambos comenzaron a discutir por problemas con el ganado, por lo que la víctima salió de su vehículo.

   En un determinado momento de la discusión, el procesado sacó una pistola que llevaba entre la ropa y, de forma completamente sorpresiva, estando a 5 o 6 metros de distancia de la víctima, que se encontraba indefenso, apuntó hacia este y con intención de matarlo efectuó uno o dos disparos contra él, alcanzándole en la mano derecha, por la que empezó a sangrar abundantemente.

   El condenado le dijo entonces que terminaría matándolo un día u otro, y abandonó el lugar mientras el herido se dirigía a su vehículo para ir a curarse. Como consecuencia del disparo, el hombre, que tenía 55 años cuando ocurrieron los hechos, resultó con fractura conminuta de base del tercer metacarpiano de la mano derecha no desplazada.

   El 2 de octubre de 2017 agentes de la Guardia Civil realizaron una entrada y registro en el domicilio del procesado, en Somiedo, encontrándose dos cajas de proyectiles de calibre 7,92 (munición de guerra), una carabina de calibre 4,5 y cuatro cajas de munición de calibre 9 mm largo, cada una de las cuales contenía 25 cartuchos.

   La pistola que utilizó el procesado había llegado a su poder en fecha y circunstancias que no constan. Se trata de un arma corta de fuego cuya marca y modelo se desconocen. Pese a las actuaciones practicadas para ello, no ha sido posible su aprehensión, ignorándose dónde se encuentra en la actualidad.

Contador

Para leer más